“Las posibilidades de un impacto son bajas, pero las potenciales consecuencias son severas. No es algo que deba ignorarse completamente”.

La NASA hablaba de un potencial peligro al explicar la “visita” del 2014JO25, un asteroide gigante de más de 650 metros de diámetro y que está a 1,8 millones de kilómetros de la Tierra. Esto último suena como un número muy grande, pero realmente es menos que cinco veces la distancia entre nuestro planeta y la luna.

Pasó este miércoles 19 de abril en su cercanía máxima a la tierra, pero se mantendrá orbitando alrededor de ella durante cinco días.

NASA

Y si bien un elemento así se considera un peligro cuando mide más de 140 metros y su distancia con nosotros es menor a 20 veces la distancia de la luna y la Tierra, los científicos de la NASA afirmaron que no existe posibilidad de impacto, a pesar de los riesgos que sus medidas podrían haber implicado.

Pixabay

Sí caerán de él varias toneladas de material geológico, pero que en general es casi imperceptible.

Los astrónomos, sin embargo, consideran esto una gran oportunidad –entre las miles y maravillosas que nos ofrece el universo– para estudiar estas formaciones rocosas (que tanto pueden esconder)… algo muy importante para la humanidad, según lo que dijo la doctora Amy Mainzer del Laboratorio de Propulsión a Reacción de California al ser entrevistada por la NBC.

“Las posibilidades de que un asteroide impacte la tierra son muy bajas midiéndolas en tiempo humano. Sin embargo, si pasara, las potenciales consecuencias son severas. No es algo que deba ignorarse completamente”.

-Amy Mainzer-

Por lo tanto, la ciencia debe estar tranquila, pero atenta…

Pixabay

… Y nosotros debemos recordar este momento, ya que algo así sólo volverá a vivirse en 10 años más, cuando el asteroide 1999 AN 10 pasé cerca nuestro. Y al 2014J025 podremos verlo otra vez ¡en 500 años!