Por Mariana Meza
23 marzo, 2021

Cada tapabocas está hecho con papel de arroz y semillas de los que posteriormente, después de ser depositados en la tierra, crecerán flores que ayudarán a las abejas y contribuirán con el medio ambiente.

En medio de la pandemia por coronavirus, el uso de mascarillas o tapabocas es uno de los principales aliados para combatir el virus. Sin embargo, el lado negativo es que significan una gran contaminación para el planeta que no ha parado de sufrir. Es por esto que una diseñadora holandesa creó una nueva alternativa que, además de proteger, ayuda al medio ambiente al ser biodegradable y contener semillas con flores: la idea es, en lugar de botarlas a la basura, plantarlas para que crezcan flores y con ello ayudar, además, a las abejas.

Pixabay

Marie Bee Bloom es el nombre de la nueva alternativa ecológica para combatir al coronavirus. “Haz florecer al mundo”, se lee en la página web, y es que tal como suena, cada mascarilla tiene dos objetivos: proteger a las personas de cualquier contagio y, luego de haber terminado su uso, dejarla en la tierra para que crezcan flores.

“Esta es tu oportunidad de hacer felices a las abejas y devolver algo a la naturaleza: mascarillas bucales 100% biodegradables con semillas de flores”, explica en su sitio web Marianne de Groot-Pons, la diseñadora gráfica de comunicación visual detrás de la idea. Las personas no son las única que se verán beneficiadas, si no que también los insectos polinizadores.

Marie Bee Bloom

La capacidad de protección de estas mascarillas es similar a las de tela tradicionales. La diferencia radica en que no contiene plástico, de ahí su lado biodegradable. Resulta que cada una de ellas está hecha con “papel de arroz relleno de semillas de flores y se produce en un taller protegido holandés. Los cordones de lana están hechos de pura lana de oveja que nosotros mismos hemos acariciado (léase: cardado, hilado, trenzado y lavado una vez)”, explica.

En el sitio web de Marie Bee Blom también se explica que la idea surgió a raíz de que “estamos tan entristecidos por la tierra y el océano que están sembrados por la pandemia con máscaras bucales de plástico desechables con todas las consecuencias dañinas que ello conlleva”.

Marie Bee Bloom

De allí que esta revolucionaria idea es un gran aporte para el medio ambiente. Se puede usar una sola vez, al igual que las desechables tradicionales y en su interior contiene semillas de pradera holandesa: ásteres, aciano, coreopsis, gilia, gypsophila y eneldo.

Marie Bee Bloom

¡Qué gran idea! Y que buena forma de ayudar a las personas, al planeta, a las abejas y al medio ambiente.

Puede interesarte