Por Alejandro Basulto
17 junio, 2020

Tras realizar pruebas de retroingeniería en aves, se pudo transformar la cabeza de un pájaro para igualarlo más a la de un dinosaurio, lo que dio esperanzas de hacer realidad el sueño de Jurassic Park.

Fue en el año 2015, cuando un grupo de científicos de la prestigiosas universidades de Yale y Harvard, creyeron haber encontrado el método para recrear a los dinosaurios en cinco años. Apoyados por el famoso y respetado paleontólogo, el doctor Jack Horner -quien ha sido consultor de cuatro películas de Jurassic Park y fue quien inspiró al personaje del inolvidable Dr. Alant Grant- este equipo de investigadores había logrado a través de la retroingeniería, importantes avances, como poder transformar la cabeza de un pájaro en la de algo más parecido a un dinosaurio.

Jack Horner

Sabiéndose que los pájaros son los descendientes más directos de los dinosaurios, este estudio que fue dado a conocer por la revista People, tiene como finalidad utilizar a estas aves para revivir a los gigantescos (y muchos temibles) dinosaurios. Y no solo ellos, sino que también hace unos años estaban intentando insertar los genes de un mamut lanudo en los elefantes. Revertir la evolución era su objetivo.

Jack Horner

Los dinosaurios tenían colas, brazos y manos largas, y a través de la evolución han perdido sus colas, y sus brazos y manos se han convertido en alas. Además, su hocico completo ha cambiado de la apariencia de velociraptor a la morfología del pico en forma de pájaro (…) Básicamente, lo que hacemos es entrar en un embrión que está comenzando a formarse y usar algunos marcadores genéticos para identificar cuándo ciertos genes se activan y cuándo se desactivan (…) Y al determinar cuándo se activan ciertos genes, podemos descubrir cómo comienza a desarrollarse una cola. Y queremos arreglar ese gen para que no detenga el crecimiento de la cola»

– dijo el Dr. Jack Horner, en una entrevista en el 2015 para la revista People.

Pixabay

En un principio, el mismo Dr. Horner pensó en recrear a los dinosaurios utilizando las cadenas de ADN, aunque la considerable degradación de estas mismas debido al paso del tiempo, terminó por obligarle a desestimar esta primera teoría. Pero la retroingeniería le dio nuevas esperanzas, llegando a pronosticar que en cinco años serían capaces de traer de vuelta a los dinosaurios.

«Podemos hacer un pájaro con dientes, y podemos cambiar su boca (…) Y en realidad las alas y las manos no son tan difíciles. Estamos bastante seguros de que podemos hacerlo pronto (…) La cola es el proyecto más grande. Pero, por otro lado, recientemente hemos podido hacer algunas cosas que nos han dado la esperanza de que no tomará mucho tiempo»

– dijo en su momento, el Dr. Horner.

Pixabay

Sin embargo, el tiempo pasó, ya transcurrieron 5 años y todavía no hemos sabido nada acerca de si sus pronósticos se cumplieron. Y con la contingencia y amenaza de la pandemia del COVID-19, menos probable es que sepamos algo de una presunta y posible recreación de dinosaurios. Tal vez tengamos que esperar mucho más para tener nuestro propio Jurassic Park en la vida real.

 

Puede interesarte