Por Gillian Armstrong
20 Abril, 2017

Es una especie jamás antes vista, y sabe a pulpo.

Todos sabemos que hay tantas especies de animales en el mundo que jamás podrán ser descubiertas (principalmente de insectos y arácnidos). Cada día parecen más y más animales nunca vistos, y nos sorprenden con sus extrañas formas y colores. Unos hermosos, otros muy particulares y varios que lucen muy, pero muy asquerosos. 

De esos tenemos el mejor ejemplo: un grupo de científicos encontró a este gusano de 1,55 metros en las aguas marinas de Finlandia.

Este espécimen es un sedentario y se alimenta de los residuos producidos por los microorganismos que viven en sus branquias.

Youtube

Los científicos no podían creer lo que estaban viendo.

“Estamos sorprendidos. Es la primera vez que vemos un espécimen de este tamaño. Por lo general, no son más grandes que una cerilla, y son blancos”, comentó la bióloga marina Julie Albano a la agencia AFP.

Este molusco fue denominado Kuphus Polythalamia y posee un particular caparazón en forma de tubo. Mientras que sus primos se alimentan con madera en descomposición, este invertebrado es un poco más holgazán, ya que sobrevive gracias a las bacterias que habitan en él, las cuales producen carbono orgánico. Esta viene siendo la “deliciosa” cena de todos los días de este gusano.

Youtube
Youtube

“Sospechábamos que el Kuphus gigante, una especie jamás estudiada hasta la fecha, era completamente distinta de los especímenes que comen madera. El hecho de encontrar al animal lo confirmó”, dijo Margo Haygood, profesora de la universidad de Utah (EEUU) que participó en el estudio.

Si bien este animal posee un aparato digestivo, éste se ha reducido considerablemente, volviéndose casi superfluo.

En un artículo publicado esta semana en la revista estadounidense Proceedings of the National Academy of Sciences, se afirmó que es la primera vez que se estudia este molusco mientras está vivo, y comentan que falta mucho por investigar para describir y explicar al Kuphus Polythalamia de manera exhaustiva.

Youtube

Pero para los habitantes de la localidad, ubicada en la ciudad costera de Kalamansing, esto no es nada nuevo. De hecho, para ellos este animal es un alimento afrodisíaco. La misma bióloga marina comenta que “son comestibles” y que saben a pulpo. 

¿Te apetece?