Por Constanza Suárez
19 noviembre, 2019

Este bioplástico puede usarse incluso para embalar productos alimenticios. Son menos dañinos para el ambiente y reducen el consumo de plásticos convencionales.

Un grupo de investigadores brasileños lograron producir un tipo de plástico mucho más resistente y biodegradable que el convencional, con almidón de yuca. El biomaterial se logra aplicando ozono al almidón para generar distintos tipos de empaques. 

Lo que hace el ozono es cambiar la propiedades moleculares del almidón de yuca, logrando un bioplástico 30% más resistente que el que se hace con almidón de papa, arroz o maíz. 

El ozono también les permite mejorar la transparencia del plástico, según aseguró Arias, autora principal del estudio publicado en la revista científica International Journal of Biological Macromolecules.

Gerhard Waller / USP-ESALQ

“Nuestras pruebas indican que esta nueva técnica puede generar un plástico biodegradable tan resistente como los plásticos hechos de petróleo”, dijo a SciDev.Net Carla La Fuente Arias, ingeniera química de la Escuela Superior de Agricultura Luiz de Queiroz de la Universidad de São Paulo.

 “En este momento, ciertamente el costo será mayor al de producir el plástico tradicional de petróleo. Sin embargo, debería bajar a medida que se produzca a gran escala”, agregó.

IITA

Este proyecto es un gran aporte para el difícil momento que vive el planeta con la contaminación. Los bioplásticos son menos dañinos para el medioambiente puesto que se pueden degradar por acción del CO2, biomasa, organismos vivos o incluso en el agua. 

Arias aseguró que este tipo de plastico podría ayudar al mundo a enfrentar la contaminación plástica. Aunque Alexander Turra, biólogo del Instituto Oceanográfico de la Universidad de São Paulo comentó a SciDev.Net que no es suficiente para combatir este problema. 

STRONOMY64SCIENCES

“La contaminación causada por el plástico tiene que ver con la forma en que se estructura la economía global y también la lógica de consumo de las sociedades, lo que, a su vez, guarda relación con la forma como se desecha la basura”, dijo. 

 “Es esencial pensar en ello, reflexionar en ello para cambiar los hábitos de consumo, incluso si se trata de residuos biodegradables”, agregó, aunque reconoce que “esta nueva solución tecnológica es importante y podría actuar como una medida paliativa para el ambiente”.

 

 

 

 

Puede interesarte