Por Isidora Fuenzalida
28 octubre, 2020

Músculos debilitados, problemas de peso, mala postura y deformación de la columna vertebral, son algunos de los problemas que puede provocar estar sentado durante mucho tiempo.

Al estar sentados durante un largo período, nuestra postura se ve afectada en el tiempo. Para los niños, que son físicamente más activos que los adultos, es importante que su postura no se vea perjudicada para no tener problemas a futuro. Si bien es una posición cómoda, estar mucho tiempo sin moverse, no es del todo saludable.

El diseñador holandés, Boris Lancelot, tuvo una idea para solucionar este problema. Se trata de una silla que mantiene a los niños activos a pesar de estar sentados en el pupitre de la escuela. Sentarse es una de las cosas más comunes y cotidianas que hacemos pero, no es saludable en tiempos prolongados.

Studio Lancelot

Lancelot diseñó un conjunto de muebles ergonómicos para los niños en las escuelas, debido a la mala postura que estos adquieren. Estas sillas están diseñadas de una manera que fomenta una posición más beneficiosa al sentarse.

Los taburetes están hechos de tal manera que permiten a los niños diferentes posturas de asiento sin perder la comodidad de la silla. Esto, a su vez, permite un movimiento activo mientras están sentados, estimulando así la actividad muscular y minimizando los riesgos de salud que pueda suponer la inactividad.

Studio Lancelot

La adaptación al sentarse en una silla, le sirvió a Boris como motivación para encontrar alternativas más saludables para sentarse, comenzando por los más pequeños y, para fomentar el movimiento activo y la actividad muscular, Lancelot decidió rediseñar las típicas sillas escolares.

Son cuatro los modelos disponibles, cada uno permite hasta cuatro posiciones de asiento diferentes. Rom, que es un banco con una inclinación hacia abajo, y Archer, Scout y Rider, variantes de un taburete ajustable con bases de forma diferente para distintas posiciones de los pies mientras están sentados.

Studio Lancelot

“Cada taburete está diseñado para incorporar un mínimo de cuatro posturas diferentes, ya que las frecuentes variaciones en las posiciones alternativas de asiento aumentan la actividad de los músculos que de otro modo quedarían sin utilizar en las sillas convencionales”.

–señaló Lancelot en una entrevista con Dezeen

El diseñador asegura además que, es importante que todos los grupos musculares sean estimulados durante las clases de los niños. Según estudios, estar sentado durante un largo período, puede provocar una serie de problemas a la salud, incluyendo enfermedades cardíacas, ansiedad e incluso depresión.

Studio Lancelot

El “Studio Lancelot” del diseñador holandés, está colaborando con la Universidad Libre de Ámsterdam y la Universidad de Groningen para realizar una investigación y conocer mejor los comportamientos posturales y cómo estos nuevos taburetes pueden contribuir a una aula más saludable.

Desde el lanzamiento inicial de los taburetes, el creador y diseñador de “Active Classroom” ha sido preseleccionado en la categoría de proyectos de diseño de lugares de trabajo de los Premios Dezeen del año 2020.

Studio Lancelot

Boris Lancelot, el hombre detrás de la idea de “Active Classroom“, es un diseñador independiente y en su trabajo, quiere combinar lo que él sabe de la educación física con el diseño consciente del cuerpo, para así complementar ambas técnicas y obtener un mejor resultado. Su objetivo es poder ayudar y que en un futuro los niños mejoren la postura.

Puede interesarte