Por Luis Lizama
5 febrero, 2020

La investigación sugiere que la falta de sueño crónica causa hiperactividad en el mecanismo de autolimpieza del cerebro. En exceso, esto puede llevar a la destrucción de células sanas.

La vida moderna acarrea diversos problemas que antes no se consideraban. Desde el estrés, la ansiedad, hasta problemas con el sueño. Muchos son producidos por el trabajo en exceso o la presión en el mismo. Independiente de su procedencia, si no los miramos con atención, pueden ser muy peligrosos. Uno de ellos, el vinculado al dormir.

Recientemente, un estudio de neurociencia ha revelado que la privación crónica del sueño, provocaría que el cerebro se devore a sí mismo. Causando hiperactividad en el mecanismo de autolimpieza, este comienza a destruir células sanas.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Se trata de un estudio publicado en The Journal of Neuroscience donde se hacen pruebas en el cerebro de ratones, que evidencian lo que muchos ya sospechaban, respecto de la peligrosidad de privarse del sueño. 

Es primordial para la salud, un reinicio en nuestro sistema, muy importante para vivir.

El proyecto fue realizado por investigadores italianos, quienes sometieron a las ratas a diversas condiciones de sueño. Unas dormían correctamente y otras eran privadas. Los resultados fueron reveladores, muy sugerentes.

Imagen referencial – Pixabay

Puntualmente lo que se hizo fue medir un tipo de células cerebrales llamadas astrocitos, encargadas de depurar el cerebro, limpiarlo, hacerlo descansar y llevarse lo que ya «no sirve».

En aquellas ratas que habían dormido bien, estas células estaban activas en un 6% de las sinapsis del sueño. Aquellos ratones que sí habían sido privados, pero levemente, presentaban una actividad cercana al 8%. En los que habían sido privados radicalmente del sueño constante, la cifra se elevaba a 13,5%. 

Esto implica una mayor depuración del cerebro, provocando que se devore así mismo.

Imagen referencial – Pixabay

De la misma forma, los investigadores notaron un incremento en la activación de células microgliales, asociadas a enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.

Cabe destacar que este tipo de estudios todavía son recientes, faltando muchas pruebas por realizar. Sin embargo, de ser así, estaríamos en peligro inminente, pues nuestro cerebro es la computadora de nuestro cuerpo. 

Muy pronto habrá más noticias de estas investigaciones, pues todavía son muy recientes. Lo cierto, por el momento, es que el sueño siempre cae bastante bien, descansar también es primordial para nuestra vida. 

Puede interesarte