Por Felipe Hernández
7 abril, 2020

Las probabilidades de encontrarlo eran increíblemente bajas.

El Iguanodon es un dinosaurio que vivió hace unos 133 millones de años sobre la faz de la Tierra en los comienzos del periodo cretácico, época en la que solo se alimentaba de plantas y uno de ellos iba a dejarnos una gran sorpresa… Ya que nadie esperaba encontrar con uno de sus cerebros fosilizados, sin embargo es algo que recientemente fue descubierto y es el primero que se conoce.

El fósil fue encontrado hace más de diez años por un investigador en Sussex, Inglaterra y luego de muchos estudios se pudo concluir que es tejido cerebral de un Iguanodon.

University of Cambridge
University of Cambridge

Lo que primero se creyó ser solo un guijarro más, ahora es el primer ejemplo de tejido cerebral de un dinosaurio del que se tenga registro, a pesar de que su biología original no existe, su estructura se ha mantenido increíblemente bien preservada y esto es lo que lo convierte en un descubrimiento como ningún otro, digno de ser analizado.

University of Cambridge

Hebras de vasos sanguíneos, redes de colágeno, capilares e incluso capaz exteriores de tejido neural son solo algunas de las características que se han mantenido en perfecto estado gracias a lo que los científicos llaman “fantasmas mineralizados”, algo que los investigadores aseguran que tenía muy bajas probabilidades de ser encontrado.

University of Cambridge

Se cree que este dinosaurio sufrió un accidente y su cerebro se mineralizó antes de perder todo su tejido blando.

Puede ser que se trate de un pantano en el que existía una gran concentración de líquidos ácidos, por lo que al morir cerca de ese lugar, su cerebro fue devorado por las bacterias que infectaban el lugar mientras su tejido blando se preparaba para ser descubierto millones de años después por humanos desesperados por seguir entendiendo a estas criaturas.

¿Qué te parece este descubrimiento?

Puede interesarte