Por Macarena Faunes
25 octubre, 2019

En 2018, a Robert Chelsea le habían ofrecido la cara de una persona blanca. Él lo rechazó. Mantuvo las raíces de su etnia intactas en el rostro.

La medicina avanza a pasos agigantados. Las intervenciones quirúrgicas han ampliado su espectro. Lo que antes se pensaba que era imposible, ahora lo es. El siguiente hecho marca un hito histórico a nivel global para una de las comunidades más significativas en Norteamérica. 

Robert Chelsea se convirtió en el primer afroamericano en recibir un transplante de cara en el mundo. Sufrió un accidente automovilístico y tras seis años de espera, tiene un nuevo rostro. Necesitaba un donante cuya piel combinara con la suya para mantener intacta su etnia. Está orgulloso de sus raíces. 

J. Kiely Jr. — Fotografía Lightchaser

En conversaciones con Time, le ofrecieron una cara en 2018, pero él la rechazó. Se trataba de una persona blanca y él no estaba dispuesto a convertirse en alguien diferente. Le era muy importante conservar el legado que lleva en su sangre sin importar el tiempo que se tardara en llegar el donante indicado. 

John Francis Peters por TIEMPO

La operación se realizó en julio de 2019 y fue todo un éxito. Mantuvo su descendencia sin dejar de ser él mismo. Además de ser el pionero de su raza, con 68 años se ganó la dicha de ser la persona más adulta de la historia en recibir este transplante. Un doble éxito para él.

Lightchaser photography image by J. Kiely Jr.

La intervención de Chelsea reabrió un debate que estaba pausado hace algún tiempo. Se cree que en Estados Unidos, los afroamericanos tienen una tasa de muerte más alta que la de las personas blancas. Enfermedades cardíacas, diabetes, cáncer e incluso el VIH/SIDA son algunas de las causas. Esto ha hecho que muchos pacientes de esta etnia desconfíen de la donación de tejidos, pero afortunadamente este no fue el caso.

Go FoundMe

La escasez de donantes para este procedimiento es una realidad. En 2015, sólo el 17% de ciudadanos negros recibió un nuevo órgano justo a tiempo. Una preocupante cifra.

Go FoundMe

Chelsea invita a su comunidad a creer en el avance médico. «Mañana se desarrollarán nuevas versiones de mi», comentó al medio.

Lightchaser photography image by J. Kiely Jr.

Robert sufrió de un imperfecto con su auto una noche de agosto de 2013 mientras se dirigía a su casa en Long Beach. Se detuvo a un costado de una carretera, cuando un conductor ebrio se estrelló contra su vehículo. Estalló en llamas. Fue traslado de urgencia al hospital más cercano. Tenía quemaduras de tercer grado en casi la mitad de su cuerpo.

Lightchaser photography image by J. Kiely Jr.

El transplante de cara de Robert Chelsea marca un precedente para la comunidad afroaméricana. Espero que todos aquellas personas de raza negra que necesiten someterse a esto, puedan realizarlo pronto. Todos tenemos los mismos derechos a acceder a una excelente atención médica.

Puede interesarte