Por Cristofer García
1 julio, 2020

El reconocido científico resaltó al vulnerabilidad del humano ante brotes infecciosos, por lo cual sugería que las colonias espaciales serían la alternativa.

Cuando el mundo aún sufre los estragos por la pandemia de COVID-19, que lleva 4 meses en curso, han salido a flote las declaraciones del aclamo físico Stephen Hawking, que advertía que la raza humana podría extinguirse producto de un virus, más que por un conflicto bélico.

En 2001, cuando tan solo iniciaba este milenio, Hawking advertía que era probable que los humanos no llegáramos hasta el año 3000, y la causa sería un brote infeccioso. Sus palabras cobran vida en estos días.

AP

“Aunque el 11 de septiembre (2001) fue horrible, no amenazó la supervivencia de la raza humana, como lo hacen las armas nucleares”, dijo el científico de la Universidad de Cambridge en ese momento, en conversación con The Telegraph, tan solo un mes después del atentado terrorista vivido en Estados Unidos.

“A largo plazo, estoy más preocupado por la biología. Las armas nucleares necesitan grandes instalaciones, pero la ingeniería genética se puede hacer en un laboratorio pequeño. No se pueden regular todos los laboratorios del mundo. El peligro es que sea por accidente o por diseño, creamos un virus que nos destruye”, agregó.

AP

Un año luego de esta advertencia, en China se desató un brote infeccioso por el coronavirus Sars, que escaló hasta la calificación de pandemia, con más de 8.000 contagiados. Sin embargo, es ahora, 18 años después, con la pandemia de COVID-19, que tuvo sus primeros casos a finales de 2019, su pronóstico parece tener más sentido.

Este nuevo coronavirus ha infectado a más de  10.500.000 personas en todo el mundo y más de 500.000 han muerto por esta causa. No obstante, aunque la tasa de mortalidad es baja en esta enfermedad, deja en evidencia lo vulnerable que es el ser humano ante nuevos brotes desconocidos.

AP

Por ello, Hawking apuntaba en ese momento a las incursiones en otros planetas y las colonias espaciales como posibles alternativas para que la raza humana sobreviva. Exploraciones como de películas de ficción parecen menos descabelladas.

AP

“No creo que la raza humana sobreviva los próximos mil años, a menos que nos diseminemos al espacio. Hay demasiados accidentes que pueden sucederle a la vida en un solo planeta. Pero soy optimista. Llegaremos a las estrellas”, dijo.

AP

“Creo que los humanos tendrán que aprender a vivir en el espacio”, añadió.

AP

Este aclamado científico británico, quien padecía esclerosis lateral amiotrófica, enfermedad diagnosticada a sus 21 años y que le imposibilitaba la movilidad, lo llevó a la muerte el pasado14 de marzo de 2018, a los 76 años. Su advertencia hoy parece un mensaje a seguir.

Puede interesarte