Por Constanza Suárez
11 diciembre, 2019

«La capacidad de autocuración de nuestro hidrogel, así como su flexibilidad y resistencia, lo convierten en un material ideal para la tecnología portátil y otros dispositivos biomédicos», precisó Zhen Jiang, uno de los investigadores.

Los científicos han intentado durante mucho tiempo recrear artificialmente las habilidades humanas, como en el caso de la inteligencia artificial. Han trabajado en ojos biónicos, prótesis, entre otros avances. Pero como toda invención humana, siempre puede surgir una mejora. 

Un grupo de científicos en Australia afirman haber logrado con un nuevo tipo de “piel artificial”, que es un hidrogel, creando una versión «sinérgica» de la misma. 

En su artículo publicado en Advanced Materials, los investigadores  Zhen Jiang, Broden Diggle, India C.G Shackleford y Luke A. Connal, de la Universidad Nacional de Australia(ANU) expresaron: “El logro de hidrogeles multifuncionales que cambian de forma con propiedades de materiales sinérgicos y de ingeniería es altamente deseable para sus aplicaciones en expansión, pero sigue siendo un desafío continuo. El diseño sinérgico de múltiples químicas dinámicas permite nuevas direcciones para el desarrollo de tales materiales».

Australian National University

«La capacidad de autocuración de nuestro hidrogel, así como su flexibilidad y resistencia, lo convierten en un material ideal para la tecnología portátil y otros dispositivos biomédicos», precisó Zhen Jiang.

También hablaron sobre de qué es capaz esta nueva “piel”, explicando que: “Este enfoque utiliza productos químicos simples y escalables para producir una red de hidrogel doblemente dinámica, que presenta una alta absorción de agua, alta resistencia y tenacidad, excelente resistencia a la fatiga, autocuración rápida y eficiente y cambio de forma programable y súper rápido».

Hasta ahora, solo existían hidrogeles que podían resistir el estrés mecánico, otros con propiedades de autocuración y algunos más con habilidades para memorizar formas o cambiar colores.

Australian National University

Nadie más, por lo que saben los investigadores de la Universidad Nacional de Australia, ha podido incorporar todas estas funciones en un solo gel, que lo abarca todo. Esta incorporación podría representar un gran aporte para el desarrollo de las próximas generaciones de robótica y dispositivos biomédicos.

Además, una de las características clave de esta piel artificial es la capacidad de ser maleable bajo la aplicación de estrés, incluso bajo cambios de temperatura, volviendo a su forma original, al igual que la carne humana. 

Pixabay

Otra característica de este nuevo hidrogel es que, a diferencia de otros existentes, solo tarda unos 10 segundos en doblarse, mientras que sus predecesores estaban en el rango de 10 minutos. La clave aquí son los enlaces dinámicos de hidrógeno del gel y los enlaces dinámicos de imina.

Hay grandes esperanzas para estos materiales, incluido el amplio margen de mejora. Los autores dicen que si se agregan otros polímeros a la mezcla molecular, se pueden lograr aún más funciones. El equipo espera algún día convertir su hidrogel en una tinta imprimible en 3D.

 

 

 

Puede interesarte