Por Alvaro Valenzuela
4 noviembre, 2015

El fósil tiene más de 75 millones de años.

Un estudiante de pregrado de la Universidad de Alberta, Canadá, descubrió los restos fosilizados de un dinosaurio Ornithomimus que tenía las plumas de la cola y los tejidos blandos muy bien conservados. Este increíble hallazgo está ofreciendo importantes conocimientos sobre los patrones de plumaje de estas antiguas criaturas y al mismo tiempo aumenta los vínculos entre los dinosaurios y las aves.

El fósil tiene 75 millones de años y fue descubierto por el paleontólogo Aaron J. van der Reest en la Formación Dinosaur Park de Alberta. Es el primero en mostrar rastros de piel preservada desde el fémur al abdomen en un dinosaurio no aviar. Se considera la muestra de dinosaurio con plumas más completa que se encuentra en América del Norte hasta la fecha.

El análisis del fósil muestra que el Ornithomimidae, un género de dinosaurios bípedos omnívoros, no estaban cubiertos de plumas desde la cabeza a los pies. Al igual que los avestruces de hoy en día, sus piernas estaban desnudas.

Esta es una imagen del fósil:

1501314765225930637
A. J. Reest et al.

Sabemos como lucía el plumaje en la cola, y que desde la mitad del fémur hacia abajo tenía la piel desnuda. Las avestruces utilizan la piel desnuda para regular la temperatura. Debido a que el plumaje en esta muestra es prácticamente idéntico al de un avestruz, podemos inferir que Ornithomimus probablemente hacía lo mismo, usando las regiones con plumas en su cuerpo para mantener la temperatura corporal. Se parecía mucho a un avestruz“.

-Aaron J. Van der Reest-

Un dinosaurio que no podía volar medía al rededor de dos metros y tenía una cabeza pequeña y un pico sin dientes. El fósil es el tercer espécimen de Ornithomimus que exhibe trazos de plumas y está dando una luz acerca de como ciertos animales se adaptan a los diferentes ambientes.“Estamos recibiendo información más reciente sobre como pueden haber lucido estos animales, cómo mantenían las temperaturas del cuerpo , y las etapas de evolución de las plumas”, agregó Van der Reest.

Las aves se cree que han evolucionado a partir de una línea diferente que la de dinosaurios como el Ornithomimus. En lugar de una ascendencia directa, el nuevo fósil sugiere que muchas características reconocibles de plumas de aves actuales estaban presentes mucho antes, lo que señala que hay un ancestro común entre estos animales y las aves. Junto a fósiles que se encuentran en China, que se remontan a un período similar, este nuevo descubrimiento promete aclarar cómo y cuándo surgieron estas características.

-Ivan Semeniuk, reportero de Ciencia de The Globe and Mail de Canadá-

Este ejemplar también refuerza los vínculos entre los dinosaurios y las aves, particularmente respecto a los terópodos, dinosaurios carnívoros bípedos:

“Hay muchos componentes de la morfología de este fósil, así como la química de las plumas que son esencialmente indistinguible de las aves modernas”

-Alexander Wolf, coautor del estudio-

Un gran descubrimiento. Ha sorprendido a todos los dinosaurios del mundo (?).

Puede interesarte