Por Alejandro Basulto
1 septiembre, 2020

Además planean agregarle otras funciones y hacerlo más económico para que miles de personas puedan acceder a él.

El difunto y premiado físico británico, Stephen Hawking, luego de verse cada vez más incapacitado en sus movimientos y en su diario vivir por la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) que padecía, tuvo que recurrir a la ciencia, su amiga de toda la vida, para obtener una ayuda antes sus problemas. Ahí apareció un equipo de Intel, quienes desarrollaron un dispositivo que le permitió al famoso astrofísico seguir comunicándose a pesar de su enfermedad. Invento que hoy quieren actualizar, para que funcione aún mejor y esté además al alcance de más personas.

NASA

Alex Nguyen, Sangita Sharma, Max Pinaroc, Sai Prasad, Lama Nachman y Pete Denman, el grupo de expertos que le permitió a Stephen Hawking entablar conversaciones, busca seguir avanzando y mejorando lo ya logrado. Por lo que ahora se encuentran trabajando con Peter Scott-Morgan, un roboticista británico de 62 años que se ha sometido a varias operaciones producto de la incapacidad que proviene de su esclerosis lateral amiotrófica (ELA), la misma que padeció el difunto astrofísico británico.

IANS

La intención, es actualizar y probar en él, la tecnología utilizada antes con Hawking, pero ahora con una inteligencia artificial humana (IA) más potente y con un sistema y producción que le añada más funciones y que lo haga accesible para todos.

“El tema que atraviesa todas las diferentes investigaciones que estoy haciendo es realmente cómo amplificar el potencial humano y reducir la desigualdad en la sociedad (…) La informática de asistencia para personas con discapacidad es una pieza de ese rompecabezas”

– dijo Lama Nachman, la científica de Intel que lideró la construcción del dispositivo que permitía a Stephen Hawking comunicarse, en el podcast TechFirst.

GORKA LEJARCEGI

Mientras que Scott Morgan, quien según sus médicos, iba a morir a fines del 2019, tiene como objetivo reemplazar todos sus órganos con maquinaria, para así convertirse en el “primer cyborg completo del mundo”. Acorde a lo informado por Forbes, la transformación de Scott empezó a fines del año pasado, sometiéndose a una variedad de operaciones para extender su años de vida gracias a la tecnología.

IANS

Y Scott hoy puede comunicarse, a través de un un procedimiento que consiste en el seguimiento de su mirada, viendo letras en la pantalla de su computadora para formas oraciones. Mientras que en el caso Hawking, el sistema se sostenía en un pequeño músculo en su mejilla que movía para activar un sensor en sus lentes.

IANS

Hawking prefería tener más control en sus conversaciones, pero Scott-Morgan, por su parte está dispuesto a renunciar a parte de él, a cambio de una colaboración intuitiva con la IA que impulsa su interfaz de comunicación, lo que le daría una mayor velocidad al momento de comunicarse.

Puede interesarte