Por Diego Aspillaga
24 octubre, 2019

Bal Gill, de 41 años, revisaba las fotos de su visita a una atracción turística cuando notó una mancha de calor en su pecho, lo que terminó por salvarle la vida.

Camera Obscura and World of Illusions es un destino imperdible de Edimburgo, Escocia. Dentro de sus cinco pisos, los visitantes pueden experimentar ilusiones ópticas, ver impresionantes exposiciones de color, jugar en atracciones interactivas y, si tienen mucha suerte, detectar un cáncer de mama que había pasado desapercibido.

Camera Obscura and World of Illusions

Esto fue lo que le pasó a Bal Gill, de 41 años, cuando visitó el lugar junto a su familia.Entre los juegos interactivos y atracciones del lugar, Bal y sus hijos decidieron sacarse una foto con una cámara térmica que detecta los puntos de calor de los cuerpos de los visitantes.

Fue a través de esta fotografía cuando notó una mancha de calor en uno de sus pechos, cosa poco usual y que no se repetía en ninguna de las fotografías de los otros turistas.

Camera Obscura and World of Illusion

Preocupada por esta imagen y luego de investigar por internet su significado, la mujer británica decidió agendar una hora con un oncólogo, quien le confirmó la presencia de un tumor maligno en su pecho izquierdo que había pasado desapercibido en su último control. El doctor hizo un gran énfasis en la suerte de su paciente tras detectar el tumor de manera temprana ya que las cámaras térmicas no suelen descubrir ese tipo de enfermedades.

Pixabay

«Sólo quería dar las gracias: sin esta cámara, nunca habría notado esta enfermedad. Sé que la cámara no se usa con esta intención pero para mí fue realmente una visita que me cambió la vida», escribió la mujer, quien tras el diagnóstico se ha sometido a dos operaciones para remover y contener el tumor maligno.

Desde Camera Obscura y World of Illusions, en tanto, celebraron que la visita de Bal haya significado poder ayudarla a combatir una enfermedad que no sabía que tenía. «Es impresionante. Le deseamos lo mejor en su recuperación y esperamos conocerla a ella y a su familia en el futuro», dijo el gerente general de la atracción turística, Andrew Johnson.

Siendo octubre el mes de sensibilización del cáncer de mama, distintos especialistas británicos celebraron el desenlace positivo de la historia de Bal pero recalcaron que el uso de estas cámaras para la detección de la enfermedad no está probado, por lo que se recomienda utilizar los métodos modernos como la mamografía digital.

Pixabay

«Se ha experimentado con el uso de cámaras térmicas para detectar el cáncer pero nunca se ha comprobado su efectividad», explicó la doctora Tracey Gillies a CNN.

Por su parte, la radióloga Caroline Rubin recalcó que los dispositivos termales no son lo suficientemente sensibles ni específicos para ser considerados como métodos confiables de detección de cáncer de mamas.

Si bien el uso de cámaras térmicas para la detección del cáncer de mamas es cuestionable y no está comprobado, hay una certeza: estas le salvaron la vida a Bal Gill y le permitieron luchar contra el cáncer de manera oportuna.

Puede interesarte