Por Diego Cid
7 Abril, 2017

Para la satisfacción de todos los que encontramos que no hace más que vender humo…

Twitter es la plataforma favorita del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para hacer sus descargos, comentarios -muchas veces populistas- y peleas con otras personas. No es de sorprenderse que entonces uno que otro realmente deteste su presencia en la red social, aunque algunos ya lo han llevado más allá y festinan con todo el asunto. Si crees que las cosas no se podían volver más alocadas, entonces espera a ver a la persona que le tiene totalmente EN FUEGO.

Y no es una exageración, pues este usuario inventó una máquina que toma cada uno de los tweets del presidente y los quema para la satisfacción de todos los que encontramos que no hace más que vender humo, o que queremos que sus palabras se las lleven las cenizas.

El proceso es simple. El tweet es impreso, cortado, puesto sobre un encendedor y lanzado a un cenicero para desecharlo de forma segura. Una verdadera obra de la genialidad e ingeniería humana. Olviden la misión a Marte y los viajes interdimensionales, EL FUTURO ES AHORA.

La sorprendente creación es obra de David Neevel, un tecnologista creativo. Trabajó en una web-serie llamada Prácticamente Útil, en la que usaba su ingenio para construir complicadas máquinas con la intención de resolver los problemas más simples, así como también en un comercial de Oreo con su máquina separa-oreos -era que no-.

Es decir, se dedica mayormente a hacer extraños y divertidos robots. Viviendo en los Países Bajos, pensó que sería una buena idea hacer una máquina sin fines de lucro que ayudara en la situación que se vive en Estados Unidos.

Instagram

“A pesar de ya no vivir en EE.UU., No me puedo separar de las cosas que están sucediendo en mi país natal. A pesar de que estoy aislado, siempre estoy revisando qué está sucediendo y lo encuentro desalentador e inquietante. Cuando encuentro problemas así, construyo una máquina que pueda ayudar independientemente de si lo soluciona o al menos lo hace ver de una forma ligera. Es lo que me gusta hacer. Pensé que ésta sería una linda forma de hacer un crítica o enfrentarse al menos a lo que sucede en el aspecto de Twitter. Así también se lo está tomando la gente, como un ritual para deshacerse de algo desagradable”.

 

David Neevel.

Instagram

La máquina es segura, pues a pesar de que en su origen era automática, ahora registra la red social buscando por un tweet de Trump. Si lo encuentra, envía un correo a Neevel avisándole de que está lista para quemar.

De esta forma él puede asegurarse de estar presente en el proceso, al menos hasta que tenga algún sistema totalmente seguro para el fuego. Además pone a funcionar una cámara que realiza un paneo de la quema, pudiendo registrar todo en video con la mayor cantidad de detalle.

“Mucha gente está reaccionando a ella. Creo que están buscando una forma de reconocer el panorama político actual sin que sea un total desaliento. La realidad es bastante dura, pero apartarse de ella tampoco se siente bien. Un punto medio entre estar pendiente y mantener un sentido del humor sano es lo ideal y esto lo logra”.

David Neevel.

Instagram

David planea seguir haciendo modificaciones en su pequeño proyecto, especialmente una forma segura para realizar las quemas sin arriesgar su casa a un total incendio. ¡A mí me parece realmente genial!