Por Alejandro Basulto
22 octubre, 2020

Además de tener eficacia comprobada contra la pandemia que actualmente nos azota, elimina diferentes bacterias y microorganismos, incluyendo otros virus.

Con la pandemia del coronavirus han aparecido varias necesidades y exigencias en lo sanitario. Además respetar en todo momento las medidas de distanciamiento y aislamiento social, el uso obligatorio de la mascarilla y el constante lavado de manos con agua y jabón o con el alcohol gel, es fundamental. Sin olvidar tampoco la permanente desinfección de las vestimentas y calzados, junto con la esterilización de los espacios. Sanitizar por sobre todo lugares que recurrentemente son visitados o que tienen una mayor importancia y riesgo durante esta epidemia, ha sido uno de los grandes retos de las autoridades.

Hospital Dr. Francisco Herrera – Campo Quijano / Facebook

Ante el cual, el Hospital Dr. Francisco Herrera, de Campo Quijano, en Argentina, ha encontrado una solución proveniente de nada menos que de un grupo de estudiantes. Se trata del robot UVC, que esteriliza las salas utilizadas por pacientes con COVID-19 con una alta eficacia comprobada, además de también eliminar bacterias y otros microorganismos. Invención que fue desarrollada por alumnos pertenecientes al taller de máquinas CNC (control numérico computarizado) de la Escuela Técnica 3.106 del Portal de los Andes.

El egresado Luciano Arjona, de 21 años, el estudiante Roberto Junco, de 18, y el profesor Carlos Alberto Ríos, son las autores de esta tecnología que tanto ha ayudado a los trabajadores de salud.

Hospital Dr. Francisco Herrera – Campo Quijano / Facebook

Trabajo que consistió de tres meses de análisis, para posteriormente, utilizando una aplicación sencilla basada en la tecnología japonesa, crear y maniobrar este artilugio que desinfecta diversos espacios de manera remota, y que puede ser comandado por medio de cualquier tipo de smartphone. Contando con una cámara con estabilizador, para que la persona a cargo de controlarlo no se exponga al virus en ambientes de riesgo. Robot hecho a partir de tubos de onda corta de mercurio, una base de caños estructurales y ruedas recicladas de una máquina de cortar césped.

“A diferencia de los demás desarrollos tecnológicos que se observan en otros lugares, nuestro robot está realizado con componentes que se pueden encontrar en cualquier lugar, y de un costo muy reducido, no por ello lo hace menos eficaz”.

–dijo el profesor Carlos Alberto Ríos a El Tribuno–

Hospital Dr. Francisco Herrera – Campo Quijano / Facebook

Su eficacia está sumamente comprobada, al poder esterilizar una habitación de 3 por 3 metros entre 5 y 15 minutos, mientras que en caso de una de 6 por 6 metros, este robot solo necesita de 15 a 30 minutos. Llegando a todos los rincones de cada sala, evitando de esa manera que hayan contagios por la omisión de alguna superficie u objeto.

Actualmente el robot UVC está siendo utilizado en las habitaciones donde los pacientes COVID-19 han permanecido dentro del Hospital Dr. Francisco Herrera. Sin embargo, se espera que prontamente su uso se extienda a otros hospitales de la zona, además de a empresas, escuelas y comercios, para así reducir los riesgos de contagio en la población.

De hecho, desde Córdoba una empresa solicitó el presupuesto para contar con varios de estos robots, ofreciéndose también a aportar con el desarrollo de esta tecnología, al facilitar insumos de gama industrial.

Puede interesarte