Por Monserrat Del Pino
1 febrero, 2017

El sujeto tiene síndrome de enclaustramiento.

Un hombre con avanzado síndrome de enclaustramiento, enfermedad neurológica que le ha hecho perder toda la movilidad de su cuerpo, logró comunicarse gracias a una innovadora tecnología desarrollada por el Wyss Center. Pero su nueva habilidad le ha traído nada más que decepción a su familia.

El hombre de 61 años, solo conocido como «Paciente B», fue consultado por el novio de su hija si tenía la bendición para casarse con ella, a lo que el padre mostró su desaprobación al responder con un sencillo no, informó Independent.

Wyss Center

La tecnología, que es bastante limitada aún, solo permite respuestas de «sí» o «no» y cuenta con un 70% de exactitud, aunque después de ser consultado con la misma pregunta diez veces, y solo obtener una respuesta positiva una vez, quedó claro cual era la opinión del padre al respecto.

¿Qué le preguntarías tú a un ser querido en esta situación?

Puede interesarte