Por Alejandro Basulto
17 abril, 2020

Este equipo puede eliminar virus y bacterias sin utilizar agua, funcionando actualmente en el Hospital Sótero del Río, con la posibilidad de que sea utilizado en otros centros médicos.

Con más de 9.200 personas contagiadas y más de 110 víctimas fatales producto del COVID-19, la situación de esta pandemia en Chile se está tornando cada vez grave. De hecho, de los 579 ventiladores mecánicos que hay en todo el país, 316 se encuentran actualmente ocupados. Una situación que no lo solo ha obligado al gobierno y a las autoridades comunales a actuar, imponiendo drásticas medidas para buscar frenar la propagación de esta enfermedad, sino que al mismo tiempo, la comunidad científica nacional esta viéndose empujada a tener que innovar y hallar herramientas que ayuden a hacer frente a esta crisis.

AP

Y es ahí cuando aparece un grupo de académicos y alumnos de Ingeniería de la Pontificia Universidad Católica de Chile, quienes desarrollaron una cámara de luz UV que erradica la propagación del coronavirus en la vestimenta del personal de salud de los centros médicos de atención preventiva y de urgencia.

EMOL

Este trabajo, denominado como “proyecto anticoronavirus”, es fruto del trabajo mancomunado e interdisciplinario entre la Vicerrectoría de Investigación UC, con el apoyo de la escuela de ingeniera de la universidad y en conjunto con el Instituto de Ingeniería Matemática y Computacional y al Instituto de Ingeniería Biológica y Médica. Si esta pandemia amenaza a todos, es momento que todos se unan y trabajen juntos.

“Hemos detectado necesidades urgentes entre el personal de salud, como la falta de recursos para esterilizar sus prendas de trabajo. Por ejemplo, algunos colocan su ropa en una bolsa plástica al terminar su turno y luego la guardan en una mochila o cartera para lavarla en casa, transformándola en un posible vector de contagio (…) La solución tecnológica es una medida sustentable y rápida de implementar. Cada equipo tiene la mayoría de sus componentes en el mercado local y se pueden elaborar hasta cuatro unidades a la semana”

– explicó el profesor Patricio Lillo, quien lidera la investigación, según consigna el portal de Ingeniería de la Universidad Católica.

Ingeniería UC

El equipo de luz UV puede retirar virus y bacterias sin la necesidad de utilizar agua, disminuyendo de esa manera el tiempo de dicho procedimiento, y además convirtiéndose en una alternativa sustentable y de bajo costo y esfuerzo.

Actualmente, uno de estos aparatos se encuentra funcionado en el Hospital Sótero del Río, con la posibilidad de que prontamente sea también utilizado en el Hospital de Urgencia Asistencia Pública y en el Hospital Clínico UC Christus de Santiago. Una gran ayuda más de la ciencia médica y del trabajo interdisciplinario ante esta pandemia.

 

Puede interesarte