Por Felipe Costa
24 febrero, 2021

Investigadores del Instituto de Biociencias de la Universidad de São Paulo encontraron la forma de crear hígados usando las mismas células de los pacientes, además de poder reconstruir aquellos que por ejemplo, no estén en condiciones de donarse. La técnica permitirá producir a escala y así salvar miles de vidas.

La tecnología avanza a pasos agigantados y aquello que considerábamos como ciencia ficción está cada vez más cerca de la realidad. La medicina sobre todo nos ha impresionado drásticamente este último siglo, prometiendo esperanzas para enfermedades que hemos pensado son intratables. Ahora, unos médicos brasileños sorprenden al mundo al contar que son capaces de crear hígados humanos en un laboratorio, una técnica que revolucionará al área de la salud.

Apoyo – Pixabay

Investigadores del Instituto de Biociencias de la Universidad de São Paulo, han descubierto la forma de reconstruir hígados dañados, así como también producirlos ellos mismos. Las pruebas en trasplantes están prontas a realizarse y de aprobarse, esperan reducir las listas de espera considerablemente, informaron en la revista Materials Science and Engineering.

Los investigadores han ocupado bioingeniería de tejidos, en que, para la reconstrucción del hígado, se utilizan las células del paciente para recomponer un órgano donante y de esta forma eliminar las barreras de recepción.

CEGH-CEL

Mayana Zatz, coautora del estudio, explica que es como que el paciente recibiese un hígado “recapeado”, ya que la matriz fue reconstruida con las mismas células de la persona, evitando que exista un posible rechazo del órgano.

La técnica además podrá reconstruir órganos provenientes de personas que hayan sufrido una muerte traumática, en que el estado de ellos no posibilita la donación. Con esta técnica, se podrán “repararlos” de manera que sean aceptables para un trasplante. Una visión prometedora, pero que tiene sus limitantes.

La reconstrucción ha presentado problemas en hígados que no pueden producir ciertas proteínas, por lo que la solución ha sido inyectar una solución en moléculas que enriquezcan la matriz celular y así permitir la formación de vasos sanguíneos.

Apoyo – Pixabay

Finalmente el hígado se somete a una reprogramación de las células adultas, tales como las de la piel y así asuman un estado similar al de las células madre embrionarias. Este proceso tomó solo cinco semanas en ratas de laboratorio, dejando grandes expectativas en realizar el trasplante en humanos. El próximo paso será conseguir el equipo necesario y comenzar a producir a escala, lo que salvaría al menos a 7000 brasileños en las listas de espera.

Puede interesarte