Por Alejandro Basulto
8 febrero, 2021

Esta emprendedora cansada por la inacción del gobierno ante la contaminación plástica, decidió enfrentar el problema desde su especialidad, como ingeniera de materiales.

Kenia al igual que muchos otros países de África y el mundo, es un país afectado por la pobreza y por la contaminación que se ha producido intentando justamente enfrentar la carencia de recursos. Situación que ha conllevado que paisajes que antes eran turísticamente interesantes por sus ríos, vegetación y fauna, hoy se vean considerablemente dañados y destruidos debido a principalmente residuos plásticos. Material ante el que una ingeniera y emprendedora keniana, Nzambi Matee, halló una manera de reciclarlos para convertirlos en ladrillos que serían, según ella, cinco o hasta siete veces más resistentes que los comunes.

Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente / Youtube

Con su empresa, Gjenge Makers, la que produce alrededor de 1.500 ladrillos por día en su fábrica en la capital de Kenyn, Nzambi ha logrado reciclar 20 toneladas de plástico hasta la fecha, desde el primer día de operación.

Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente / Youtube

Línea de producción que ella misma diseñó y que trabaja mancomunadamente con fábricas de envases, que de manera gratuita le entregan residuos a su compañía en vez de tener que pagar para que otra empresa de reciclaje se haga cargo de ellos. Gracias a estos plásticos, que son de tres tipos: polietileno de alta densidad, polietileno de baja densidad y polipropileno, ella crea sus famosos ladrillos.

Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente / Youtube

Los sacos de desechos plásticos se funden, se mezclan con arena y luego se comprimen en moldes de ladridos, proceso de fabrica que puede dar origen a materiales de construcción de distintas formas, tamaños y colores. Sin olvidar que además de ser sostenibles, son también de bajo costo, costando el típico ladrillo gris de la empresa alrededor de $7.70 por metro cuadrado.

Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente / Youtube

Limpiando así no solo el medio ambiente en el que viven sus compatriotas, sino que también facilitándole con precios accesibles un recurso importante para la construcción de sus viviendas. Naciendo Gjenge Makers, como una respuesta frente a la inacción del gobierno y del estado ante la contaminación que afecta a Kenia.

Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente / Youtube

Nzambi Matee, quien fue nombrada Joven Campeona de la Tierra de África, por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, se cansó de quedarse al margen ante esta problemática medioambiental en su país, por lo que quiso ella misma actuar. Desde su rubro, la ingeniería y el emprendimiento, liderando una ambiciosa iniciativa, que según consignó Reuters, fue para ella como “saltar de un acantilado sin ni siquiera un paracaídas”.

Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente / Youtube

Todo esto en un país, que a pesar de introducir una de las prohibiciones de plástico más estrictas del mundo en el 2017, todavía Nairobi, su capital, sigue produciendo 500 toneladas de desechos plásticos por día, la que es reciclada en un pequeño porcentaje gracias a trabajos como el que realiza Nzambi Matee.

 

 

Puede interesarte