Realizó experimentos en levaduras, después en gusanos y por último en neuronas de roedores.

Su nombre es Gabriela Caraveo Piso, trabaja en el Instituto Whitehead de Investigación Biomédica, en los Estados Unidos, y recientemente descubrió que un inmunosupresor puede disminuir los efectos del Parkinson. Además comprobó que la alta concentración de calcio, que actúa como mensajero intracelular, puede volverse letal para las células cerebrales.

Getty

Las enfermedades neurológicas llamadas sinucleinopatías, como el Parkinson, se caracterizan por la agregación de la proteína alfa-sinucleína. Esta acción desencadena una serie de fenómenos como la elevación en el calcio intracelular que conllevan a la sobre-activación de la enzima calcineuria. Esta enfermedad, en particular, aqueja al 1% de la población mundial de 60 años o más.

La Dra. Caraveo estuvo realizando una serie de experimentos, primero en levaduras, después en gusanos y por último en neuronas de roedores, llegando a descubrir que las células podrían sobrevivir si se redujeran los niveles de la calcineurina.

Agencia ID

“Al modificar la activación de la calcineurina se elimina el contacto con la proteína NFAT, y se redirecciona la comunicación al citoesquelto, el cual se encarga de la morfología celular, de esta manera se reducen las fallas en la funciones motoras en modelos animales de Parkinson”, explicó Caraveo, según declaraciones difundidas por Xataka.

Destacó que pese a que sus investigaciones las ha realizado en Estados Unidos, tiene interés ya sea de regresar o de colaborar de alguna manera con México: “Quiero establecer mis propias líneas de investigación y me encantaría retribuir de alguna manera a mi país”, expresó a la Agencia Informativa Conacyt.

Getty

Caraveo ha estudiado ampliamente las enfermedades neurodegenerativas. En su paso por laUniversidad Nacional Autónoma de México (UNAM) obtuvo la medalla Gabino Barreda por su alto desempeño académico.

Cursó posgrados en el Massachusetts Institute of Technology (MIT) y en Harvard se especializó en inmunología en 2007. Además obtuvo el premio Mette Strand por sus investigaciones en la Johns Hopkins University.

¿Qué opinas de esto?

Te puede interesar