Por Gillian Armstrong
17 abril, 2017

“Las fotos harán de los místicos objetos de los agujeros negros algo concreto que puede estudiarse”.

Algo que jamás ha sucedido en la historia por fin se logró gracias a un equipo de astrónomos. Un agujero negro es un concepto que a muchos nos da escalofríos, y es que su concentración de masa es tan fuerte que es capaz de atrapar todo lo que está a su alrededor para no salir jamás. 

De pasar de ser un mito visual que podía dibujarse gracias a los cálculos, los especialistas por primera vez lograron dar en el clavo y capturaron la imagen de este extraordinario fenómeno.

Fueron cinco noches que los investigadores estuvieron trabajando con el Telescopio Event Horizon, quienes a través de una antigua técnica pudieron alcanzar tamaños y escalas monumentales.

Si bien los datos aún están siendo enviados a las súper computadoras de Estados Unidos y Alemania, los astrónomos están confiados en que ya tienen en sus manos una legítima fotografía de un agujero negro. Lamentablemente aún no ha sido revelada, lo que nos mantiene a todos expectantes por su publicación. 

iStock

Uno de los miembros de esta misión dio su testimonio al respecto:

“Si bien las primeras imágenes siguen siendo malas y lavadas, algunas de las predicciones básicas de la teoría de la gravedad de Einstein ya pueden ser probadas por primera vez en el ambiente extremo de un agujero negro”. 

“Las fotos harán de los místicos objetos de los agujeros negros algo concreto que puede estudiarse”. 

iStock

En esta misión los astrónomos pudieron investigar dos agujeros negros. El primero es Sagitario A*, y está situado en medio de la via láctea. El otro es el Messier 87, y está ubicado en una galaxia elíptica a 53 millones de años luz.

En tanto, quedamos a la espera de estas fotografías y ver con nuestros propios ojos cómo luce exactamente el mítico agujero negro.