Por Josefina Pizarro
20 Marzo, 2017

“A Samantha le gusta que la toquen, le gusta siempre que la besen y responde, básicamente, al punto G y a los pechos”.

Una de las películas que más me ha llamado la atención en toda mi vida es “Inteligencia Artificial” donde Haley Joel Osment hace a “David”, un innovador robot programado para amar. Si no la has visto, tienes qué, en serio. Lo que siempre sembró duda en mí es cuánta ficción realmente hay en la película, porque hoy en día hay más y más personas que aceptan a los robots como parte de nuestra vida y hasta una mujer declaró amar a su robot. Ahora crearon a Samantha, la primera muñeca sexual que tiene sentimientos y “llega al orgasmo“. ¿Será real? ¿Este robot será nuestro futuro?

Al parecer, este es el futuro: Una muñeca sexual con inteligencia artificial que puede tener sentimientos y hasta llegar al orgasmo.

Youtube

Su nombre es Samantha y puede procesar respuestas familiares y cariñosas de acuerdo a la opción que elijas: Familiar, romántica o sexual.

Youtube

Su creador, Sergi Santos, catalán experto en nanotecnología, cuenta “mi objetivo no es sólo que copulen con Samantha, sino que se enamoren de ella”.

Aquí la presenta:

La muñeca funciona con inteligencia artificial y está hecha de elastómero termoplástico, un nuevo material muy parecido a la piel humana.

Youtube

De ojos verdes, cabellera color castaño, medidas 90-55-90 y 40 kilos no parece una mujer como tal, pero Santos está más enfocado en el aspecto tecnológico.

Aunque una fusión con nuestros amigos japoneses que hacen todo más bello no le caería mal.

La muñeca expresa lo que siente con un amplio catálogo de frases, ofrece caricias, te llama por tu nombre e incluso cuenta con la capacidad de tener un orgasmo.

Youtube

“A Samantha le gusta que la toquen, le gusta siempre que la besen y responde, básicamente, al punto G y a los pechos”, dice Santos.

Aquí puedes ver otro vídeo de la muñeca:

¿Qué piensas de “Samantha”? ¿Tendrías relaciones con ella?

Te puede interesar