Por Elvira Vergara
28 agosto, 2015

¡Un muy interesante punto de vista!

La tecnología no solo está cambiando nuestras vidas, sino que también la manera en que memorizamos y recordamos la información. Algunas investigaciones han demostrado que cuando las personas acceden fácilmente a la información que está en línea, son más capaces de recordar cómo accedieron a esa información que la información en sí.

Según un reciente estudio publicado por la empresa de seguridad en internet, Kaspersky Lab, el Efecto Google, además de abarcar la información general en línea, abarca toda nuestra información personal, cómo fotos, direcciones y números de teléfonos. En otras palabras, ya no hay necesidad solo de que memorices las capitales del mundo o cosas de ese estilo, pues Google nos puede otorgar la información, si no que también tampoco hay necesidad de que memorices el número de tu novio o hermano.

large-2

@iloveeat2014

Esta confianza que le otorgamos a nuestro dispositivo digital es los que  Kaspersky catalogó cómo la “amnesia digital”.  Si bien a primera vista esto puede parecer como algo totalmente malo, según el estudio, esto nos permitiría liberar espacio para almacenar recuerdos importantes. Olvidar solo se vuelve inútil cuando dejamos de recordar cosas que no deberíamos de olvidar, dice la neurocientífica Kathryn Mills, Ph.D.

Simplemente “olvidar” no es un problema, es por eso que no te preocupes si no estás recordando los tweets o los comentarios de Facebook, ya que en ese espacio de memoria disponible se almacenarán tus vacaciones o los hitos importantes de tu vida. En realidad, detrás de esto hay un problema mayor según la según la psicóloga clínica de Los Angeles, Jenny Yip: ante esta nueva manera de memorizar “Estamos creando un desequilibrio en nuestro cerebro, el exceso de dependencia a la tecnología está creando que el lado izquierdo del cerebro sea más dominante, a expensas de la memoria y concentración que nos da el lado derecho”.

large-1

Fuente

Aunque las habilidades de memoria no son tan necesarias en nuestro mundo conectado, es importante que prestemos atención al lado derecho de nuestro cerebro, explica la psicóloga Yip. Ella también sugiere que por lo menos un día a la semana nos desconectemos de todas las pantallas y leamos un libro, conversemos con nuestros amigos o practiquemos un nuevo idioma o deporte. Cuando se trata de mantener al cerebro sano, lo mejor es que te desconectes de vez en cuando de la tecnología…

¿Serás capaz de estar un día sin tu celular?

Puede interesarte