Por Cristofer García
29 mayo, 2020

Se trata de un proyecto del Instituto Nacional de la Pesca de México que tiene el objetivo de recuperar unos 265.000 corales para el año 2022.

El Instituto Nacional de la Pesca de México anunció el inicio de una serie de trabajos en el Caribe de este país, llamado programa de cultivo de corales, con la intención de restaurar arrecifes en este sector, que representan una barrera natural contra los huracanes, además de ser un atractivo turístico.

El objetivo de este organismo es recuperar bienes y servicios ambientales en Quintana Roo. Otro de los aspectos que suma valor a estos trabajos es que estos arrecifes sirven como criadero de peces de importancia comercial.

Instituto Nacional de la Pesca de México

Según informó el medio local Excelsior, Claudia Padilla Souza, encargada es este proyecto, informó que en 2019 estos trabajos lograron recuperar más de 48.000 corales de 12 especies distintas con una técnica de dispersión asistida, reproducción sexual, microfragmentación y fragmentación tradicional, con las cuales son sembrados en la profundidad con una mezcla tipo cemento.

Instituto Nacional de la Pesca de México

“Con respecto a las intervenciones en el arrecife, se sembraron 24.396 corales en 20 diferentes sitios dentro de cuatro áreas naturales protegidas: Isla Contoy, Isla Mujeres, Akumal, Puerto Morelos”, dijo.

Instituto Nacional de la Pesca de México

Padilla, quien también es integrante del Centro Regional de Investigación Pesquera y Acuícola de Puerto Morelos, informó la meta de este proyecto es alcanzar la producción de unos 265.000 corales para 2022.

Instituto Nacional de la Pesca de México

Además, la funcionara también resaltó que más de 60% los arrecifes del sistema mesoamericano, al que pertenece el Caribe Mexicano, se encuentran gravemente afectados por el llamado síndrome de blanqueamiento, atribuido al cambio climático y que es generado por la elevación en la temperatura del agua y la acidificación de los mares.

Instituto Nacional de la Pesca de México

Esto trajo como consecuencia que los arrecifes del Caribe mexicano llegaran a estar en un estado crítico y malas condiciones, por lo cual necesitan con urgencia este tipo de proyectos, que son esenciales para no perder estos tan importantes corales.

Puede interesarte