Por Kat Gallardo
2 noviembre, 2017

Y nosotros que pensábamos que era una especie de hackeo.

En los primeros minutos de The Matrix (1999), aparece un torrente de letras verdes que van de arriba a abajo en la pantalla. Parecen un montón de códigos indescifrables, podrían ser tal vez las pistas que nos lleven a la gran respuesta definitiva que busca Neo.

Han sido años en que nadie sabía qué significaban realmente estos códigos, hasta que llegó Simon Whiteley, quien trabajó como diseñador de producción en la película, quien reveló el jueves pasado en una entrevista con CNet, que en realidad estos códigos no son más que un montón de recetas de sushi de un libro de cocina de su esposa japonesa.

“Quiero decirle a todo el mundo que los códigos de Matrix están hechos de recetas japonesas de sushi”, dijo Whiteley, quien también prestó sus servicios para Babe (1995) y The Lego Movie (2014), a la publicación. “Sin ese código, no hay Matrix”.

Esta noticia es probablemente lo mejor que le pueda pasar a quien tiene ganas de molestar a algún amigo y joderle la vida.

Pero si resulta que eres fanático del sushi y la ciencia ficción, entonces las noticias son buenas y podrás intentar descifrar las recetas para tener una noche cargada de comida y películas.

¿Otro dato? A pesar de que Whiteley fue quien diseñó una de las secuencias más importantes de la cinta, no se le dio el crédito correspondiente. Pésimo.

No te lo pierdas

Te puede interesar