Por Luis Lizama
6 diciembre, 2019

El fotógrafo y científico sueco, Lennart Nilsson, pasó 12 años tomando cientos de fotos de la evolución del embrión. Comenzó en los años 50, pero la primera recién vio la luz en 1965.

El desarrollo de las ciencias y tecnologías no es una cuestión del momento y mucho menos fácil. Son años de trabajos, investigaciones, pruebas y más pruebas. Es un largo proceso que funciona como un bloque en un edificio, siendo el edificio el último teléfono celular que tienes en la mano, por ejemplo.

Así se tomó la primera fotografía de un feto en el útero de su madre. «Nace un niño», fue una completa obra de arte, que demoró 12 años en llegar y que es todo un hito para la humanidad.

Camera Labs

Cuesta pensar que ya han pasado 70 años y desde aquel proceso que nos entregó las primeras imágenes claras y nítidas de un embrión. Con tecnología precaria (comparada con la de hoy), el fotógrafo y científico sueco Lennart Nilsson, pudo capturar la destacada imagen. 

Camera Labs

La revista Life tomó la instantánea y la ocupó en su portada. El fervor de ver a un feto era tal, que se vendieron 8 millones de copias en tan solo 4 días. Un récord impresionante.

Camera Labs

Pasó 12 años de su vida intentando tomar la fotografía perfecta, tomando cientos de imágenes para lograr su objetivo final: la evolución del embrión y su desarrollo.

Camera Labs

Para llevar a cabo su misión, ocupó cámaras endoscópicas, creando imágenes de alta resolución, usando lentes macros, un endoscopio y un microscopio electrónico de barrido.

Debió amplificar las fotos cientos de miles de veces para visualizarlas y exponerlas.

Camera Labs

Su trabajo y publicación significó uno de los más grandes avances en fotografía médica.

La popularidad fue tal, que incluso agrupaciones antiaborto la ocuparon con el fin de hacer campañas. De allí en más, se convirtió en al símbolo de todo un siglo en lo que respecta fetos.

Camera Labs

Grandes avances médicos y científicos que marcaron nuestro pasado y propiciaron nuestro presente. Así entonces fue como se capturó la primera fotografía de un feto, uno de los grandes hitos del siglo XX. Historia pura.

Puede interesarte