Por Isidora Fuenzalida
5 octubre, 2020

Para combatir la contaminación y ayudar a descongestionar las ciudades, una mujer londinense creó una bicicleta con unas ruedas que purifican el aire. Un invento justo y necesario para la crisis ambiental.

La contaminación es un problema con el que tenemos que vivir diariamente a nivel mundial. Es por esto, que Kristen Tapping, licenciada en Ingeniería Industrial de la Universidad de Londres, tuvo la brillante idea de desarrollar este invento sustentable, el que la ha llevado a ganar más de un premio de diseño.

La idea se le ocurrió mientras transitaba en su bicicleta por la capital del Reino Unido, rodeada de autos, tráfico y respirando toda la contaminación ambiental proveniente de los coches. Si bien las bicicletas son uno de los medios de transportes más ecológicos, ella quiso que fueran aún más importantes. De esta manera, pensó en incluir purificadores de aire en las ruedas para así poder retener y filtrar la polución de las calles.

Kristen Tapping

Con este invento, no solo se incentiva el uso de este medio de transporte, sino que además estaremos contribuyendo a combatir la contaminación y ayudar a la descongestión de las ciudades.

Kristen Tapping

El diseño que inventó Tapping, “Rolloe”, aprovecha la energía cinética que genera el cuerpo al pedalear, absorbe el aire del exterior hasta la cavidad central, lo purifica a través de unos filtros y finalmente lo expulsa a través de las aletas que tienen.

Kristen Tapping

Una bicicleta con estas ruedas purificadoras, podría filtrar 0.665³ de aire por cada kilómetro transitado. Si las 13.000 bicicletas que circulan por las calles de Londres utilizan “Rolloe”, se filtrarían cerca de 80.000m³ de aire al día. De esta manera los ciclistas urbanos se podrían convertir en un auténtico pulmón para el planeta.

 

Puede interesarte