Por Alejandro Basulto
24 julio, 2020

Un avance logrado gracias a un estudio preliminar hecho en China y Estados Unidos, para el que se utilizó la epigenética. Se salvarían miles de vidas.

Existe un cálculo de la OMS en el que una de cada tres personas desarrollará algún tipo de cáncer durante su vida. Sin embargo, la buena noticia, es que la mayoría se curará. Pero esta última estadística depende de cuándo se diagnostique la enfermedad, ya que nueve de cada diez pacientes tendrá un buen resultado en su tratamiento si se le diagnóstica su tumor durante su etapa inicial. Lo que es muy distinto en caso de que el diagnóstico llegue en estados avanzados, debido a que ahí la posibilidad de mejorarse disminuye a uno de cada cuatro pacientes.

ZEISS MERLIN HR-SEM

Es por eso que un esfuerzo central de los expertos en oncología, es hallar nuevos métodos de detección temprana del cáncer. Se ha avanzado tanto con las técnicas de análisis genético masivo, que cada vez se está más cerca de lograr algo que parecía imposible: diagnosticar el cáncer previo a su aparición. Y hace poco se logró otra conquista al respecto, con un estudio publicado el pasado martes, en el que con un análisis de sangre se puede detectar cinco tipos de cáncer con cuatro años de anterioridad a la realización del diagnóstico convencional.

Pixabay

Este estudio publicado en la revista Nature Communications, fue llevado a cabo por un equipo de investigadores chinos y estadounidenses, encontrándose aún en una fase preliminar. Una prueba aún no determinante, pero sí prometedora. Debido a que utilizando una técnica que se centra en la epigenética, lograron detectar signos de cáncer en el plasma de los pacientes que en teoría parecían estar sanos. Pero que tras cuatro años después, fueron detectados con tumores, teniendo este test una fiabilidad en torno al 90%. Todo luego después de estudiar los cambios químicos que están sobre el ADN y que modifican la función de los genes.

giphy

Los investigadores para llevar a cabo su estudio que está en fase de prueba preliminar, recurrieron a un gran banco de datos conocido como Estudio Longitudinal de Taizhou, donde se encuentra el plasma de más de 100.000 voluntarios entre el año 2007 y el 2014, para después hacer un seguimiento de su salud de por vida. En este hallazgo contra el cáncer se utilizó el plasma de 605 personas, entras las que 191 desarrollaron cáncer cuatro años tras esa primera extracción de sangre. Con su test, llamado Panseer y que analiza la metilación, que es un cambio epigenético en el ADN de células tumorales que circulan por el torrente sanguíneo, han podido descubrir cinco tipos de cáncer: pulmón, esófago, hígado, estómago y colon.

 

Puede interesarte