Por Cristofer García
11 enero, 2022

Tras padecer una complicada enfermedad cardíaca, a David Bennett solo le quedaba confiar en esta cirugía experimental. “Era morir o hacer este trasplante. Quiero vivir. Sé que es un tiro en la oscuridad, pero es mi última opción”, dijo el paciente un día antes de la cirugía.

El mundo de la medicina avanza cada días más y eso se puede evidenciar con los distintos logros que se obtienen, esos que en el pasado parecía imposible de imaginar. Recientemente, en Maryland, Estados Unidos, un grupo de médicos trasplantó un corazón de cerdo a un paciente, como último intento de salvarle la vida.

Se trata de una cirugía experimental con la cual los doctores del Centro Médico de la Universidad de Maryland esperan abrir la puerta al trasplante de órganos entre animales y humanos, como se ha buscado por décadas.

AP

Según reseñó AP, el David Bennett, un trabajador de mantenimiento de 57 años, quien presentaba un cuadro de salud muy complicado en el que no era elegible para un trasplante de corazón humano. Los médicos pusieron sobre la mesa la opción de intentar con un corazón de cerdo modificado genéticamente para que no fuera rechazado por el cuerpo de David.

“Era morir o hacer este trasplante. Quiero vivir. Sé que es un tiro en la oscuridad, pero es mi última opción“, dijo Bennett un día antes de la operación, de acuerdo un comunicado de la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland.

Aunque todavía es pronto para determinar si la cirugía fue un éxito, tres días después de recibir este nuevo corazón el paciente se encuentra en buenas condiciones. Las siguientes semanas serán cruciales para ver si el trasplante salió correctamente.

AP

Por los momentos esto demuestra que un corazón de animal modificado genéticamente puede servir en el cuerpo humano y en un futuro podría atender la demanda de trasplantes. Y es que, ante la falta de órganos humanos donados, el mundo científico busca otras alternativas.

“Si esto funciona, habrá un suministro interminable de estos órganos para los pacientes que sufren“, afirmó el doctor Muhammad Mohiuddin, director científico del programa de trasplante de animales a humanos de la Universidad de Maryland.

Lo que ha ocurrido en el pasado cuando se ha intentar injertar órganos animales a personas estos son rechazados inmediatamente por el cuerpo humano. Por lo cual han sido muchos años de pruebas e investigaciones para llegar a este punto, donde la principal diferencia es que el corazón de cerdo fue modificado genéticamente para eliminar los factores que pudiese causar un rechazo.

AP

De resultar, sería un hecho histórico en el mundo de la ciencia y daría un paso hacia las pruebas entre animales y humanos.

Puede interesarte