Por Constanza Suárez
7 marzo, 2019

Un equipo de investigadores de los Países Bajos anunció la existencia del “paciente de Düsseldorf”, que sería la tercera persona en “curarse” de VIH.

Una brecha de 12 años existió entre el anuncio del primer y segundo pacientes que, según se informa, se lograron erradicar el virus VIH de su cuerpo.

Pero ahora, solo dos días después de que los médicos afirmaran la existencia de un segundo paciente libre de VIH, otro equipo asegura que ha eliminado la infección en un tercer paciente, y existe la posibilidad de que un cuarto y un quinto lleguen pronto.

Según New Scientist, un equipo de investigadores de los Países Bajos anunció la existencia del “paciente de Düsseldorf” en la Conferencia sobre retrovirus e infecciones oportunistas en Seattle el pasado martes.

CC

Este paciente se sometió al mismo tipo de trasplante de médula ósea que los otros dos pacientes anunciados con anterioridad. Ahora, tres meses después de que dejaron de tomar medicamentos antivirales, las biopsias del intestino y los ganglios linfáticos del paciente no muestran un VIH infeccioso, dijo la investigadora Annemarie Wensing, del Centro Médico Universitario de Utrecht, a New Scientist.

Aunque la efervescencia es inevitable ante tal noticia, todavía es demasiado pronto para saber con certeza si este tercer paciente realmente se ha “curado” del VIH, o si alguien se ha curado del todo. Doce años después del anuncio del primer paciente sin VIH, todavía es imposible saber con certeza que el virus no se encuentra simplemente en un estado indetectable.

KTSDESIGN

Sin embargo, otros dos pacientes con VIH, que aún toman medicamentos antivirales, se han sometido al mismo procedimiento de trasplante de médula ósea que los pacientes sin VIH, dijo a New Scientist Javier Martínez-Picado, del Instituto de Investigación del SIDA IrsiCaixa de Barcelona.

Si esos pacientes responden de la misma manera que los otros tres, con su VIH aparentemente completamente erradicado, una vez que dejen de tomar los medicamentos antivirales, el número creciente de historias de éxito podría hacer más fácil decir con confianza que los médicos realmente han encontrado una cura para el VIH.

Puede interesarte