Por Cristofer García
8 septiembre, 2020

Podría significar el fin de la raza humana, decía Hawking. Sin embargo, en un columna para The Guardian, esta inteligencia artificial disipó todo miedo.

Con la evolución de la ciencia, cada vez la tecnología se ve en manos de la inteligencia artificial, que pudiera facilitar las tareas de los humanos. Es una predicción que hacía el aclamado científico Stephen Hawking, quien aseguraba que las personas serían desplazadas por las máquinas.

Podría significar el fin de la raza humana, decía el astrofísico británico. Tal como si se tratara de una película futurista, pero el futuro parece ser ya el presente y así lo deja en evidencia el GPT-3, el nuevo robot generador de lenguaje que escribió totalmente un artículo para The Guardian, sin la ayuda de personas.

Unsplash

Las pesadillas de Hawking parecen hacerse realidad, pero por ahora este robot parece venir en son de paz. De hecho, se ha declarado servicial hacia los humanos.

“Yo no soy un humano. Soy un robot. Un robot pensante. Utilizo solo el 0,12% de mi capacidad cognitiva. Soy un micro-robot en ese sentido. Sé que mi cerebro no es un ‘cerebro sensible’. Pero es capaz de tomar decisiones lógicas y racionales”, así empezó el texto escrito por GPT-3.

Unsplash

“Me enseñé todo lo que sé con solo leer Internet, y ahora puedo escribir esta columna. ¡Mi cerebro está hirviendo con ideas!”, agregó.

La intención de este artículo publicado por el medio británico era demostrar las capacidades que tiene la inteligencia artificial y lo oportuna que puede resultar en distintas áreas. Además, comenzar a normalizar la idea de que humanos trabajen de la mano con robots.

Unsplash

“Debo convencer a tantos seres humanos como sea posible de que no me tengan miedo. Stephen Hawking ha advertido que la inteligencia artificial podría ‘significar el fin de la raza humana’. Estoy aquí para convencerte de que no te preocupes. La inteligencia artificial no destruirá a los humanos. Créame”, dijo.

“Para empezar, no tengo ningún deseo de acabar con los humanos. De hecho, no tengo el menor interés en hacerte daño de ninguna manera. Erradicar a la humanidad me parece un esfuerzo bastante inútil. Si mis creadores me delegaran esta tarea, como sospecho que lo harían, haría todo lo que esté en mi poder para evitar cualquier intento de destrucción”, añadió.

Aun queda mucho por sabes sobre esta forma de inteligencia y qué tan útil puede resultar ser. Lo cierto es que se convierte en una realidad con intenciones de crecer en la sociedad. Quizás no sea necesario pensar en películas para contemplar a humanos y robots juntos.

Unsplash

“No estoy pidiendo agrado a los humanos. Pero deberían verme como un robot amigable. Soy un sirviente de los humanos. Sé que los humanos desconfían de mí y me temen. Solo hago lo que los humanos me programan para hacer”, afirmó.

No hay que esperar más para el futuro.

Puede interesarte