Por Constanza Suárez
29 noviembre, 2018

La persona queda “atrapada” dentro de su cuerpo muerto con el cerebro funcionando. Por algunas horas, eres consciente de todo lo que ocurre a tu alrededor.

Los seres humanos han pasado la mayoría su existencia, por no decir toda, intentando descifrar qué ocurre después de la muerte. La incógnita ha sido objeto de estudio, reflexión y hasta ha sacado de quicio a varios. No es una respuesta que buscan solo científicos, sino que incluso se ha involucrado la religión y la filosofía.

¿Podría ser posible que quizás la verdad esté cubierta por una mezcla de todas aquellas opiniones y descubrimientos? No todo es blanco o negro. Existen matices de por medio. O bueno, un descubrimiento que cambie algunas cosas. 

Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stony Brook, en Nueva York han encontrado pruebas que sugieren que la actividad cerebral humana aún funciona poco después de la muerte.

Según sus planteamientos el corazón deja de latir, pero durante un breve tiempo la persona fallecida estará consciente de lo que está sucediendo; comprendiendo que su vida acaba de llegar a su fin.

Alamy

Los científicos incluso informaron cómo el individuo fallecido podría incluso escuchar que está muerto. Una idea un tanto escalofriante.

Por lo general se piensa en el momento de la muerte cuando el corazón deja de latir, la sangre no circula por tus venas y así la persona pierde los reflejos al instante, como el de la pupila.

La corteza cerebral, la “parte pensante” del cerebro, también se ralentiza al mismo tiempo. Esto significa que ya no se pueden ver las ondas cerebrales en un monitor eléctrico, lo que inicia una reacción en cadena de los procesos celulares que eventualmente provoca la muerte de las células cerebrales.

Sin embargo, este proceso puede tardar horas en completarse después de que el corazón late por última vez. Segundos después de que el corazón se detiene, la actividad cerebral aún funciona.

Sony Pictures

Por un corto tiempo después de la muerte, la persona quedaría “atrapada” dentro de su cuerpo muerto con el cerebro aún funcionando, sugieren los científicos.

La doctora Sam Parnia, de la misma investigación habló con LiveScience y dijo que en ese momento “describirán cómo trabajan los médicos y las enfermeras, describirán tener conciencia de conversaciones completas, de cosas visuales que estaban sucediendo y que de otra forma no sabrían”.

Puede interesarte