Por Alejandro Basulto
12 febrero, 2020

Emite un patrón específico, por lo que hace sospechar que algo la está controlando.

Un fenómeno bastante extraño y desconcertante tiene cautivados a los científicos expertos en física y en astronomía. Se trata de unas señales radiales que se descubrieron el 2007. Las que por cierto, se perciben a 500 millones de años luz de distancia de su fuente de origen.

Pixabay

Sin embargo, a pesar de las confusiones que ocasionaron en su momento, no fueron producto de investigaciones debido a que no tenían un ritmo constante. Lo que cambió. Con una nueva variante del fenómeno, en el que se emite un patrón específico.

Pixabay

Ya que alrededor de una o dos ráfagas de radio por hora son percibidas durante cuatro días, para luego silenciarse por poco más de 12 días. Un ciclo que se repite el día 16, lo que habla que hay algo detrás que las controla. Naciendo ahí la mayor interrogante de los astrofísicos.

Esto es muy significativo. Potencialmente nos llevará en una dirección interesante para llegar al fondo de estos repetidores

– declaró Duncan Lorimer a Science New, astrofísico de la Universidad de West Virginia y uno de los descubridores de la primera ráfaga de radio.

Pixabay

Las explosiones provienen de una galaxia espiral que se encuentra a 500 millones de año luz de la distancia de la Tierra. Descubrimiento que se obtuvo tras que hallaran el padrón al utilizar los datos del Radiotelescopio canadiense de intensidad de hidrógeno (CHIME) en la Columbia Británica.

Pixabay

Unas de las teorías que ayuda explicar este fenómeno, es que esta ráfaga de radio repite su ciclo porque está orbitando un cuerpo del espacio más, como una estrella o un agujero negro. Ayudando el ciclo de 16 días a saber cada cuánto tiempo la estrella o el agujero negro apuntan hacia la Tierra.

Pixabay

Cualquiera de las dos posibilidades abre chances a la opción de que estas ráfagas de radio rápidas podrían combinarse con algo más, sin descartarse totalmente que sean objetos independientes. Estando solo la seguridad, por parte de este equipo de científicos, de la no existencia de vida extraterrestre detrás.

Pixabay

“Si se tratara de una baliza alienígena, creo que se emitiría más rápidamente, porque un período de 16 días no es eficiente para la comunicación. Imagínese recibir una señal cada 16 días: tardaría una eternidad en recibir un mensaje”

– declaró LeonOostrum, del Instituto Holandés de Radioastronomía, según consignaThe Sun.

Sin saber con claridad de qué se tratan estas señales radiales, las posibilidades de descubrir algo que ayude a explicar de mejor manera la naturaleza del universo, entusiasman mucho a la comunidad científica.

 

 

 

Puede interesarte