Por Alejandro Basulto
26 junio, 2020

Una innovadora arquitectura con enfoque ecológico y sustentable, que disminuye la necesidad del uso de la electricidad para enfriar la temperatura ambiente.

Con los desafíos que nos coloca el cambio climático, son muchas las autoridades, organizaciones y expertos que han puesto todos sus esfuerzos en hallar procesos, herramientas e inventos que permitan transformar nuestra rutina diaria en una más amigable con el medio ambiente.

BMDesign Studios

Donde prime una conciencia ecológica por sobre todo, de tal modo, que la sana supervivencia de quienes vivimos en la Tierra, deje de estar en peligro. Un importante trabajo, que han realizado tanto científicos como profesionales de otras áreas con la finalidad de aportar en este paso hacia una sociedad más sustentable.

BMDesign Studios

De esta manera, en BMDesign Studios, un equipo de diseñadores y arquitectos, han ideado una solución arquitectónica para las escasez de agua y las pesadas olas de calor que se sufren en algunas regiones del mundo. Proponen un diseño llamado techo cóncavo, uno de doble techado que tiene como fin recoger y almacenar el agua de lluvia, para tanto luchar contra su escasez, como también al mismo tiempo conseguir la refrigeración natural del edificio. Esta construcción sería útil para entornos áridos, en los que debido a las altas tasas de evaporación y las pocas precipitaciones anuales, la recogida de agua de lluvia tiende a ser complicada.

BMDesign Studios

Por lo que con esta solución arquitectónica de doble techo, se busca recoger incluso la cantidad más pequeña de precipitaciones antes de su evaporación. Además de que al estar este techo cóncavo por sobre otro convexo, favorecería la refrigeración natural a través de la movimiento de la sombra y del viento entre los dos techos.

BMDesign Studios

El techo en forma de cuenco está lo suficientemente inclinado como para poder llevar las gotas de lluvia hacia un punto central, donde el agua es canalizada hacia un sistema de almacenamiento. Este modelo que permite almacenar las precipitaciones utiliza un espacio entre las paredes de la vivienda, de tal manera que termina ayudando a regular la temperatura interior de la infraestructura. Una casa ideal para quienes no toleran el calor.

Puede interesarte