Para hacer el mundo mucho más inclusivo para las más de 70 millones de personas que se comunican con las manos.

Estudiantes de la Universidad de Washington están trabajando en un invento que permitirá que las más de 70 millones de personas que hablan con lenguaje de señas puedan comunicarse fácilmente con las personas que tienen un lenguaje hablado universal. La idea es de Thomas Pryor y Navid Azodi quienes ya ganaron el premio Lemelson-MIT que les otorgó 10.000 dólares para desarrollar aún más su invención.

Su trabajo consiste en un guante que detecta los movimientos de los dedos, como la posición de la mano y su desplazamiento en detalle. El artefacto envía la información a un computador mediante conexión Bluetooth, el que capta la información del movimiento y lo convierte en voz mediante un sintetizador.

Otra habilidad del guante es deletrear algunas palabras para las que aún no hay signos (iniciales, nombres y palabras difíciles).

La creación aun está en desarrollo experimental, buscando la habilidad de adaptarse a cada lenguaje de señas en el mundo pero pronto podrán ser un puente hacia un mundo mucho más inclusivo.

Conoce más sobre este invento en el siguiente video:

httpv://youtu.be/Z58T-NI4AyM

Puede interesarte