Por Francisco Lira
8 noviembre, 2014

Duerme. Simplemente hazlo. Tu cerebro te lo agradecerá más tarde.

El cerebro utiliza una cuarta parte de toda la  energía del cuerpo, sin embargo, sólo representa el dos por ciento de la masa del cuerpo. Entonces, ¿cómo este órgano recibe y, tal vez más importante, se deshace de los nutrientes vitales? Una nueva investigación sugiere que la respuesta está en el dormir.

httpv://youtu.be/8sfu8YBVPGs

Original: charla TED por Jeff Iliff

Puede interesarte