Porque sabemos lo difícil que es…

Nadie mencionó que ser madre sería fácil, más aún cuando tu red de apoyo es pequeña aunque buena. Sin embargo la vida da un giro espectacular en donde las prioridades de mujer que existían antes del recién nacido/a ya no existen o poco las realizamos.

Como psicóloga me ha tocado recibir muchas pacientes que fueron madres y que no saben qué hacer de su vida; se sienten cansadas, aburridas, feas, gordas, sin ánimo de nada… Cuando las escuchaba me preguntaba a mí misma si sería tan así. ¿Cómo un bebé indefenso podría ser tan agotador? Sólo hay que alimentarlo, mudarlo, abrigarlo, etc.

Fue así que un 15 de septiembre del año 2014 me convertí en madre, lo más maravilloso que me puede haber pasado en la vida, sin embargo no fue nada de fácil; tuve trastorno de adaptación, no tenía la menor idea de qué hacer con mi bebé, de nada me servían los recuerdos de niña jugando a las mamás, vistiendo mis muñecas, colocándole ropita de mi hermana menor, nada se me hacía fácil… Y recordé a mis pacientes… Era cierto, sí estaba viviendo en carne propia el cansancio, me sentía fea, obviamente estaba gordita, hinchada, días y días y más días sin dormir, ojeras hasta el cuello, etc.

Hoy por hoy cuando frente a mi escritorio escucho a una mujer hablando sobre lo extenuante que ha sido convertirse en madre, y el poco tiempo que queda para ser madre, esposa, pareja, profesional, etc, independiente del bolsillo de cada una realizamos los siguientes acuerdos:

1. Levántate todos los días como si fueras a salir; con ropa cómoda pero sexy, nunca pierdas tu femineidad

2. Si estás acompañada pide que te vean a tu pequeño y date una ducha larga, ojalá de tina

3. Encarga una vez al mes a tu peque a tu red de apoyo y acude a tu peluquería

4. Deja que a veces tu casa luzca desordenada, con juguetes por todos lados, no te agites en ordenar algo que seguirá desordenado

5. Trata de recuperar a tu pareja, no lo culpes de tus cambios

6. Si tu hijo/a duerme siesta y tú tienes sueño duerme junto a él

7. No te automediques para controlar y/o bajar de peso, acude a un profesional, realiza ejercicios (no es necesario pagar un gimnasio). Tan sólo haz sentadillas, abdominales, etc. 

8. Si hace frío toma agüitas calientes, infusiones. Si hace calor bebe agua fresca, jugos naturales… Elimina gaseosas y bebidas azucaradas. Es cosa de abrir la llave y el agua sale a montones.

9. No te estreses por no sentir que eres la mejor mamá, nadie nace sabiendo

10. Haz todo eso que crees que mereces. Ser mamá no es un castigo, es lo más maravilloso del mundo pero a veces puede ser un poco difícil