Colaboración por Zhara Nicole Cruz Díaz
Comunicadora social y periodista de Colombia, escritora aficionada con muchas cosas por contar.

Cuando terminas muy pronto no tienes ni idea de qué hacer.

Ahora los jóvenes nos graduamos a una más temprana edad que nuestros padres o incluso nuestros abuelos. Es por esto que cuando salimos al mundo real muchas veces no tenemos idea de qué esperar y menos sabemos qué hacer ante los nuevos retos que tiene la vida para nosotros. Por esto lo único que queda es tomarlo con humor, por lo que te dejo con 10 cosas que solo sabes cuando tienes tu primer trabajo 

1. El primer día es casi tan atemorizante como ser el nuevo en la escuela. Vuelves a sentirte un novato en todo el sentido de la palabra y debes preguntar absolutamente todo.


2. Debes empezar a conocer gente nueva que muchas veces es mucho mayor que tú e iniciar a crear esas relaciones no es fácil para todo el mundo.


3. Llegas totalmente perdido y no sabes muy bien lo que debes hacer así te hayan explicado tus funciones mil veces, entonces comienzas a preguntar distintas cosas cada vez que debes empezar a hacer algo.


4. Cuando terminas muy pronto no tienes ni idea de qué hacer y por lo general querrás que tu jefe revise todo.


5. Si cometes un error y tu jefe te regaña te sientes como lo peor del mundo y te prometes a ti mismo no volver a hacerlo. La verdad es que estas aprendiendo y cometer errores es apenas normal.


6. Van a haber varios momentos en los que sentirás que no perteneces al lugar y que  todo el mundo te ignora. Pero no es algo de lo que te debas preocupar porque apenas estás iniciando y aún debes acoplarte al nuevo ambiente y ellos a ti.


7. Cuando presentes una idea y a todos les guste o la aprueben te vas a sentir en la cima del mundo y verás una luz en el horizonte que te llenará de ánimo para seguir adelante.


8. Aprenderás a ser muy observador en tú camino a entender la dinámica de tu lugar de trabajo, así sabrás a qué hora es el descanso, donde almorzarás y qué está bien hacer o no.


9. Cuando menos lo esperes te moverás como pez en el agua y serás quien le esté enseñando a  otras personas a sentirse cómodas ahí en tu segundo hogar.


10. Al contrario de lo que creíste, sin importar el tiempo que lleves el día que vayas a renunciar o te debas ir de ese empleo va a ser uno de los más tristes porque fue el primer lugar en confiar en ti cuando no tenías nada de experiencia y fue el primer lugar donde aprendiste y creciste como empleado.

¿Cómo fue tu primer día en el trabajo?