Colaboración por Carmen Lamadrid
Originaria de Hermosillo, Sonora, pero el mundo es mi hogar. La felicidad como meta de desarrollo principal.

Es importante no perdernos a nosotras mismas en el camino cuando poco a poco nos vamos amoldando a lo que se nos dicta desde afuera.

A lo largo de la vida contamos con personas, mascotas, trabajos experiencias, cosas, etc… que son realmente invaluables. Motivos para luchar, de felicidad por igual pero sobre todo para ser la mejor versión de nosotras mismas. ¿Pero qué es realmente lo más importante? Nuestra identidad, nuestras propias características como humanos, la esencia.

Vivimos en un mundo donde se nos marca cómo comportarnos, vestirnos, actuar a las circunstancias, inclusive cómo es la belleza de nuestro físico según las tendencias.

Es importante no perdernos a nosotras mismas en el camino cuando poco a poco nos vamos amoldando a lo que se nos dicta desde afuera. Mantener el balance entre lo que somos y funcionar en la sociedad que nos tocó vivir. Saber manejar los límites interiores para no llegar al punto de no sentirnos cómodas con nuestro propio cuerpo o con nuestras propias decisiones, porque al final la mejor versión de nosotras mismas viene desde nuestro interior.

Te pasamos cinco tips para que reflexiones un poco sobre esto en tu vida diaria:

1. Tu físico

¿Cuándo fue la última vez que te viste al espejo y te sentiste cómoda con tu cuerpo? Tu mejor versión de belleza es sentirte cómoda en tu propia piel. La moda es divertida y nos da ideas nuevas de cómo vestirnos y arreglarnos pero recuerda son sólo consejos, de la moda lo que te acomoda.


2. Tu pareja

Es bastante común en la mujer ceder siempre en la relación para no “echarla a perder”, se vale ceder de vez en cuando pero cuidar tu relación no es ceder siempre, terminas cayendo en la frustración y llega el momento en que ya no sabes ni qué te molesta, y sobre todo sin darte cuenta dejas de ser tú misma poco a poco. Hay que mantener el balance en las decisiones. En pareja es parejo.


3. Las amistades

Está bien que nuestros amig@s nos animen a salir cuando no tenemos ganas, pero nunca cedas en algo que no te haga sentir cómoda, ni te acostumbres a hacer cosas que no van contigo, llegará el momento que sentirás un vacío y no entenderás por qué. No te sentirás tan cómodo como antes.


4. La presión de las compras

Cuando vayas de compras que sea por gusto o porque realmente lo necesitas, no por la presión de que lo tengas que tener o tengas que vestirte de cierta manera. Antes de hacer una compra piensa si realmente te gusta y lo estas disfrutando y no te sientes presionado por tenerlo.


5. Sé tú misma

No trates de ser alguien más para amoldarte, recuerda que vivimos en un mundo muy diverso y no tienes que quedarte en un entorno donde no te sientas cómoda. Sé amable siempre con todos, hay que respetar, pero camina hacia adelante, la vida es muy corta y hay que ser felices en la mayor medida posible.