Colaboración por Natalia Olivares
Editora y redactora de “Nutrición sin más”. Estudiante de medicina orientada a la nutrición, y por supuesto a la sana alimentación. Nutrición sin más

¿Sabías que disminuye el apetito?

Repleta de nutrientes, la avena es un cereal con muchos beneficios que lo convierten en un alimento perfecto para ser consumido a diario.

Es un hecho que la mayor parte de los expertos en alimentación y nutricionistas, aconsejan el consumo de avena para combatir algunos problemas de salud como por ejemplo los elevados niveles de colesterol y la glucosa en la sangre.

Acompáñanos para aprender más sobre ella.

La avena es originaria de Europa y Norteamérica y es considerada un cereal completo debido a sus excelentes valores nutricionales. Ésta tiene grandes cantidades de antioxidantes, fibra, vitaminas, minerales y un antioxidante exclusivo y único de la avena, las avenantramidas.

¿Cómo consumir avena?

Un aspecto positivo de la avena, son las múltiples formas de preparación y consumo que ofrece, todas siendo igualmente nutritivas y saludables.

Papilla de avena o crema de avena.

  • Avena en copos.
  • Avena molida.
  • Salvado de avena.
  • Avena mondada.
  • Otros productos que contienen avena: alimentos horneados, pan y cereales.

Las propiedades poco conocidas de la avena

1. Es un cereal completo

La avena está compuesta por un 66% de hidratos de carbono, un 17% de proteína, 11% de fibra y 7% de grasas. Destacada por su alto contenido de manganeso (contiene 2 veces la cantidad diaria recomendada) es rica en fósforo, magnesio y vitamina B1. También, contiene importantes cantidades de antioxidantes con múltiples beneficios para la salud, como el ácido ferúlico y las avenantramidas.


2. Es libre de gluten

La avena se encuentra incluida en el grupo de cereales que no contienen gluten, convirtiéndola en una opción ideal para las personas que sufren intolerancia al gluten o sensibilidad a él. También, investigaciones han confirmado que el consumo moderado de avena pura sin ser mezclado con otros cereales, no implica ningún riesgo para personas celiacas. Sin embargo, es de importancia asegurase que la avena es 100% pura, ya que esta puede ser “contaminada” durante su elaboración en las mismas instalaciones donde otros cereales han sido procesados.


3. Reduce el colesterol

Se ha comprobado científicamente que el consumo de copos de avena y avena, podría disminuir de forma importante los niveles de colesterol, un importante marcador de riesgo de enfermedades cardíacas.

El betaglucano se encuentra en la avena, esta fibra ralentiza la absorción de colesterol y grasa, y favorece la expulsión de ácidos biliares ricos en colesterol.

También, las autoridades sanitarias vinculan el consumo de 3 gramos diarios de betaglucano con una disminución del riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.


4. Mejora los síntomas de la diabetes

La diabetes genera un aumento de la resistencia a la insulina, y altera los niveles de azúcar en la sangre.

Distintas investigaciones científicas arrojan que el consumo de avena, es una forma eficaz para reducir la glucosa en la sangre y también para mejorar la resistencia a la insulina, todo esto gracias al contenido en betaglucano.

Una de estas investigaciones arrojó que sujetos con diabetes tipo 2, lograron reducir en un 40% la dosis de insulina al consumir harina de avena diariamente.

Por último pero no menos importante, la avena cocida posee también la propiedad de reducir la glucosa.


5. Disminuye el apetito

La avena se encuentra clasificada como uno de los alimentos que generan mayor saciedad, dicho de otra forma, tiene un potente efecto reductor del apetito y saciante.

Nuevamente, es el betaglucano el responsable de esta propiedad, incrementando la distensión en el estómago, demorando el vaciado e incrementando la segregación de hormonas de saciedad. Si sigues una dieta para perder peso, puedes incluir crema de avena ya que ésta apenas tiene calorías y es muy rica en fibra.


Contraindicaciones

El consumo de avena no tiene efectos indeseados o adversos. No obstante, la avena tiene una sustancia parecida al gluten, llamada avenina, por lo que se aconseja a las personas intolerantes o alérgicas a este componente, que se abstengan de consumirla.