Colaboración por Natalia Olivares
Editora y redactora de “Nutrición sin más”. Estudiante de medicina orientada a la nutrición, y por supuesto a la sana alimentación. Nutrición sin más

El dato más rico y sano de hoy.

El arándano azul es una fruta pequeña y silvestre de dulce sabor con una gran cantidad de beneficios para la salud. Tiene muy pocas calorías y es muy nutritivo, y se asocia a un riesgo menor de enfermedades y su consumo se recomienda por la mayoría de los expertos. Conozcamos sus beneficios.

1. Alto valor nutricional

Los arándanos azules se destacan por su alto contenido de vitamina C, vitamina K, fibra y manganeso. Concretamente, una taza de arándanos te brinda 36% de la CDR (cantidad diaria recomendada) de vitamina K, 25% de manganeso y 24% de vitamina C. Igualmente, tiene una cantidad elevada de agua (cerca del 85 %) y muy pocas calorías.


2. Ricos en antioxidantes

El arándano azul se considera un antioxidante natural poderoso debido a la enorme cantidad de sustancias antioxidantes que contiene, entre las que destacan las antocianinas. Los antioxidantes del arándano colaboran con la reducción del daño oxidativo que afecta el ADN y otro tipo de moléculas importantes del cuerpo, factores de riesgo de un envejecimiento acelerado y varios tipos de enfermedades como el cáncer.

Se ha comprobado que el consumo de zumo de arándano a diario disminuye un 20% el daño oxidativo causado por los radicales libre al ADN.

Asimismo, el consumo diario de 50 gramos de arándanos reduce en 27% la oxidación de las partículas de colesterol LDL, lo que significa un riesgo menor de sufrir enfermedades del corazón.


3. Reducen la tensión

Varias investigaciones científicas han comprobado que el consumo de arándanos azules regularmente colabora con la normalización de la tensión en pacientes con hipertensiónEn una investigación, el consumo diario de 50 gramos de arándanos causó una disminución de la tensión equivalente a un 4% a 6% y otras investigaciones tuvieron resultados similares.

Asimismo, al tener en cuenta que la hipertensión incrementa el riesgo de sufrir un infarto o un derrame cerebral, se puede llegar a la conclusión de que el consumo de arándanos colabora con la prevención de este tipo de enfermedades del corazón.

Igualmente, se ha comprobado que las antocianinas contenidas en los arándanos azules, pueden disminuir hasta en 32% las probabilidades de sufrir un infarto.

Sabido esto, los efectos cardioprotectores del arándano son intensificados aún más.


4. Mejoran la salud del cerebro

El cerebro es uno de los órganos de mayor importancia en nuestro organismo y su funcionamiento óptimo es vital. No obstante, con el pasar de los años el cerebro tiende a deteriorarse a causa del estrés oxidativo y sus funciones pueden dañarse de forma significativa.

Por este motivo el frecuente consumo de alimentos ricos en antioxidantes como el arándano azul, tiene un muy importante papel al momento de mantener y “prolongar la vida” de nuestro cerebro, y los arándanos como desayuno simplemente son ideales para garantizar el óptimo desempeño del cerebro durante el día, ¡especialmente para estudiar!

De acuerdo a distintas investigaciones, consumir arándanos puede resultar muy eficaz para retrasar el envejecimiento cognitivo, logrando un retraso de hasta 2 años y medio.

De hecho, si se presentan disminuciones cognitivas, el consumo de arándanos logra mejorar la función cerebral.


5. Disminuyen los síntomas de la diabetes

Los arándanos azules son ricos en azúcar, pero sus componentes activos le atribuyen propiedades antidiabéticas.

Se ha comprobado que beber zumo de arándanos incrementa la sensibilidad a la insulina y mejora el metabolismo de la glucosa, lo que significa un riesgo menor de diabetes y también de síndrome metabólico.

De ser diabético, consumir arándanos puede ayudarte a sobrellevar mejor tu enfermedad.


6. Alivian el dolor inducido por el ejercicio físico

El ejercicio de alta intensidad puede provocar inflamación e incrementar el estrés oxidativo de los músculos, al causar dolor muscular y fatiga.

Aparentemente, el consumo de arándanos acelera la recuperación muscular luego de realizar ejercicios, y a la vez, mitiga el daño molecular producido a los músculos.

¿Quieres añadir un alimento nuevo a tu menú diario? Los arándanos azules serán una excelente opción.