Colaboración por Mariana Sierra
De las cosas que he vivido, ni una la puedo considerar como error, ya que estas me han hecho crecer más que la edad.

La próxima vez que me vengas a buscar, voltearé para atrás y me reiré de lo tonta que algún día fui en permitirte estar conmigo.

Y hoy después de todos estos meses que me has acompañado, tengo que decirte que detesto tu compañía y los días largos a tu lado; ya no quiero que me abraces los domingos en la cama cuando no me quiero levantar, ya no quiero que me acompañes por las mañanas en el desayuno, ni tampoco quiero que después de bañarme me digas que no hay razón para maquillarme si hoy no tengo planes para salir, y que a las 8 de la noche me digas que ya es hora de irnos a dormir otra vez por que ya no hay nada que hacer por hoy. 

Depresión lárgate ya, y no vuelvas por favor, que desde que tú estás conmigo, mi autoestima está en el suelo. Lamento decirte que ya hoy desperté de esta pesadilla y quiero terminar esta relación. Quiero volver a sonreír porque veo un nuevo día, saltar de la cama y desayunar lo mas rápido posible para aprovechar bien el día; que después de bañarme me ponga el vestido más bonito de mi guardarropa y el color de labial más alegre que tenga; que le llame a mis viejas amistades que por tu culpa he descuidado, e ir a tomarnos un café o ver una película en el cine; y que los fines de semana llegue agotada y directo a dormir pero después de haber bailado toda la noche.

Sé que te superaré, día a día irá siendo mejor, y sé que tal vez te recuerde de vez en cuando, y quieras volver a estar conmigo, pero te aseguro que no te daré la entrada a mi vida otra vez; cada vez que quieras entrar y estés tocando en la puerta de mi casa, me saldré por la puerta trasera sin que me veas, voltearé para atrás y me reiré de lo tonta que algún día fui en permitirte estar conmigo. Hoy esta relación se acabó.