Colaboración por Carola Toledo
Amante de la moda, indagadora de la información, creativa hasta por los poros, adicta al mundo y estudiante de Licenciatura en Comunicación y Mercadotecnia.

A veces me pregunto, ¿qué pasaría si comienzo una nueva familia sin él? Porque hace muchos años me prometió caminar a mi lado por el altar.

Tengo 23 años y el amor de mi vida es mucho mayor que yo. Fue amor a primera vista y no puedo dejar de amarlo. Hemos pasado los mejores días, incluso años juntos. Nos encanta viajar por el mundo y conocer nuevos lugares. Con él aprendí a amar, aprendí a perdonar, aprendí que la vida es para ser felices, pero no siempre es fácil, por eso me recuerda cuánto debo luchar por mis sueños hasta lograrlos.

Odio sus vicios, de verdad los odio. Esos cigarros infinitos y ni hablar del café, he perdido la cuenta de cuántos bebe durante el día. Amo su forma de ser, su liderazgo, sus detalles, su sarcasmo, su vitalidad, su forma de ver la vida y sus ganas de ayudar. 

Captura-de-pantalla-2015-08-26-a-las-12.48.09

@docteur_hitch

36 años nos separan, ¿suena mucho, no? Pero sin importar los años él ha sido mi cómplice en todo momento, incluso en los momentos malos en los que he querido dejarlo e irme corriendo. Sin embargo al final del día siempre regreso a sus brazos, porque me conoce y yo a él.

Podemos pasar horas sin hablar o días hablando de cualquier tema y siempre me recuerda lo grandiosa que soy y que puedo llegar a ser, justo como lo es él, un ser maravilloso.

large-2

@ycbutterfly

A veces me pregunto, ¿qué pasaría si lo perdiera, si no lo pudiera abrazar una vez más? ¿qué pasaría si comienzo una nueva familia sin él? Porque hace muchos años me prometió caminar a mi lado por el altar.

No sé que venga para nosotros en un futuro ni cuántos años más lo tenga a mi lado. Lo único que sé es que él, a quien llamé papá desde el momento en el que aprendí a hablar, a quien festejo cada día del padre, a quien amo por sobre todas las cosas y seguiré amando, siempre será el amor de mi vida.