Colaboración por Serena JG
Soy amante de la escritura, creo que mediante palabras entrelazadas podemos expresar el resultado de la observancia acerca de temas que nos interesan, en mi caso cuestiones sociales (humanidad, soledad, miedo) y también un poco de lo que a todos nos gusta: el amor. Blog

Porque a veces una sencilla palabra puede devolverle el color a la vida de alguien que todo lo ve gris.

«Quiero besar tus miedos, y las cicatrices que dejaron, hasta despertar tu alma dormida que nunca pudo encontrar la calma…

Quiero despertar del coma a tus sentidos, que huelas la libertad, toques las rosas sin temor a sus espinas y sientas ese frío que enrojecía tu nariz, cuando todo estaba helado y el calor solo lo daba tu sonrisa…

Isaiah Rustad

Quiero tenerte como ayer con vida en tu pecho y alegría en tus besos.

Con sangre en tus venas y bellos deseos…

¿Qué puedo hacer para despertar ese alma herida, que desgarrada sigue en silencio…sigue dormida?

Quiero sacudir ese dolor y que así revivas…

Erik Lucatero

¿Qué hago con las ganas de verte andar un día, con tu pelo moviéndose al compás del viento, la sonrisa eterna y el alma viva?

¿Cómo saber qué sientes si sigues dormida?

Cristina Gottardi

Necesito saberlo, ¡querida mía! Quiero tomar tu mano y correr por el Inframundo, donde no exista el tiempo ni esos momentos que adormecieron tus sentidos…

Dame la respuesta a tan desesperado pedido. Déjame escuchar tu voz, compartir el nido, nadar en tu infinito dolor y salir contigo…

Que la vida no es fácil, pero, por favor, no sigas dormida, despierta que aún hay vida.

Despierta y haz de tu dolor tu mayor poesía«.