Colaboración por Elizabeth Gonzales
Sé que aún no he vivido lo suficiente, pero he tenido muchas experiencias que han ido cambiando mi perspectiva sobre el mundo, y es por eso que hoy he decidido empezar a decirle al mundo quién soy y para qué estoy aquí; ¿cómo lo haré? escribiendo. The Owl Girl

La segunda vez que te enamoras, lo haces con más calma y cuidado, tienes cautela de mostrar por completo tus sentimientos, vas más lento.

La primera vez que te enamoras es un suceso increíble y mágico, lleno de incertidumbre y miedos, sobre todo a lo desconocido, la locura te invade, pues todos los nuevos sentimientos se apoderan de ti y tu razón. 

[videojs mp4=»http://www.upsocl.com/wp-content/uploads/2015/09/Cuando-te-enamoras-por-segunda-vez.mp4″ poster=»http://www.upsocl.com/wp-content/uploads/2015/09/Cuando-te-enamoras-por-segunda-vez-0021606.jpg» width=»auto» height=»410″ preload=»true»]

La primera vez que te enamoras definitivamente quedas marcado, aunque eso es bueno, acumulas experiencias únicas. Pero el primer amor, es también, la principal causa de la primera vez que te rompen el corazón, quedas devastado y lleno de dudas, sobre lo que hiciste mal, sobre lo que pudiste o debiste dar, el sentimiento de culpa llena tu mente de ideas y temor, pues uno no sabe si tendrá la capacidad de amar a alguien otra vez o peor aún, no sabemos si nos volverán a amar. 

Captura-de-pantalla-2015-09-24-a-las-13.48.44

@sandra_gajarova

Y siguiendo a Allende, sí, el primer amor deja huellas imborrables en ti, heridas que uno mismo debe aprender a curar, porque si no eres TÚ el encargado de recuperarte, un nuevo amor no lo logrará. Considero que uno debe tener la capacidad de ser feliz por su cuenta, para poder ser feliz al lado de alguien más, y ese alguien deberá aprender a amar cada cicatriz tuya, cada huella que dejó un anterior amor, y que forma parte de ti, pues si esa persona es capaz de enamorarse de ti, sin duda alguna entenderá tu pasado y sabrá que todo lo que viviste fue sumamente valioso para convertirte en el ser en el cual ha fijado su amor.

Y una vez que has aprendido a sonreír por tu cuenta, a mostrar tus cicatrices, simplemente llega: una nueva persona capaz de amarte, y desde entonces la calma entra a tu vida, lograste enamorarte por segunda vez.

Captura-de-pantalla-2015-09-24-a-las-13.48.54

@sandra_gajarova

La segunda vez que te enamoras, lo haces con más calma y cuidado, tienes cautela de mostrar por completo tus sentimientos, vas más lento; sin embargo te sientes muy afortunada porque pensabas que no sucedería nuevamente.

Enamorarse por segunda vez es más sano, más real, ya tienes una idea de cómo manejar ciertas situaciones, ya conoces tus reacciones y por lo tanto te vuelves más noble en las discusiones, aunque de todas formas no es perfecto. 

large-1

@sandra_gajarova

Enamorarse por segunda vez es increíble, sobre todo cuando encuentras a la persona indicada, alguien único que logró unir los pedazos de tu corazón, devolverte la confianza y mostrarte que el amor no tiene que valer la pena sino la felicidad. Un amor puro que te hace sentir completamente diferente, plena, donde ambos pueden tener su espacio sin dejar de ser uno; un amor que no cambia tu esencia, al contrario ama cada parte de ti y te hace crecer espiritualmente; un amor que te hace sentir dichosa y afortunada, que busque tu bienestar; un amor por el que seas capaz de hacer cosas que nunca antes habías hecho, un amor que no necesitas mostrar al mundo, porque lo único que realmente importa es que estás enamorada por segunda vez, y eres feliz. 

Enamorarse por segunda vez te sirve para darte cuenta que todo sucede por algo, que el destino tiene preparado algo para ti- pues si ese primer amor no hubiera terminado, no sabrías lo agradecido que estarías hoy por este segundo amor que realmente funciona- y que el amor no se elige, él nos elige a nosotros.