Colaboración por Nicole Arias
Amante de la lectura y fiel creyente del destino.

Decidir amarse a uno mismo, sin importar lo difícil que sea, es una decisión de la cual uno nunca se arrepiente.

Hoy en día todos hablamos, escribimos y pensamos sólo en amor que nos da otra persona pero, ¿y qué pasa con uno de los amor más importantes en nuestra vida? Hablo del amor propio. Es un tema bastante difícil de hablar o expresar, al menos para mí. Siempre he sido una chica de bajo autoestima y realmente no muy atractiva.

Es difícil levantarnos todos los días y sentirnos acomplejados de nuestro cuerpo, de nuestro rostro. La sociedad no enseñado a sentirnos así, catalogado a las chicas y a los chicos por su físico, por si tienen linda sonrisa o un cabello perfecto o simplemente por quien tiene mejor figura. Y es tan fácil creerse el “tú no eres bonita o guapo” y lo que no entendemos realmente es que somos perfectos, nuestros rollitos en el abdomen nos hacen lindas y atractivos, nos hacen únicos.

A veces nos es difícil no aceptar lo que somos realmente simplemente porque nos preocupa el qué dirán, pero realmente lo único que nos puede ayudar a darnos cuenta que somos hermosas somos nosotras mismas, nuestra confianza propia. Hay que creer que somos lindas; aprender a vernos y sentirnos bellas, a peinarnos y a vestirnos como nos gusta y aprender que nos tenemos que ver bien para nadie más que nosotras mismas.

Al principio no fácil, pero con tiempo tú y tu corazón van a ir formando y teniendo una relación propia que es la que te va a ayudar a crecer como persona, a saber que las palabras se las lleva viento, que lo que hoy día te afectó tanto simplemente no es importante. Y es que nunca vas poder amar a otra persona sino te aprendes amar a ti mismo, si no te aprendes a valorar, ¿porque cómo vas a decir amar a alguien si no conoces lo que es el amor propio, si no te amas a ti mismo?

Seas hombre o mujer entiende que la sociedad no tiene por qué manipular tu vida o tu forma de vivir.

El amor propio es un amor que no te va abandonar, el amor propio es más fuerte que cualquier amor que alguien te ofrezca, aprender a amarse a uno mismo es una decisión de la cual uno nunca se arrepiente.