Colaboración por Fernando Bruccoleri
Joven empresario tecnológico y de medios de comunicación uruguayo. Fernando Bruccoleri

Dos veces a la semana se escapaba de la granja donde vivía para tomar el autobús y viajar casi 5 kilómetros hasta el pub local.

En 2006, un Jack Russell llamado Ratty se convirtió en una celebridad cuando su propietario Gary Kay reveló cómo el perro tomaba el autobús número 10 en el norte de Yorkshire por él mismo, para visitar a su pub favorito. Dos veces a la semana Ratty se escapaba a través de las puertas de la granja donde vivía para tomar el autobús y viajar casi 5 kilómetros hasta el pub local, The Black Bull.

El perro de cinco años de edad, podría estar todo el día en el pub en York, donde tenía su propio plato de agua y un suministro regular de salchichas. A la hora de cierre una de las camareras lo llevaba a su casa.

Kay había sido propietario de Ratty desde que tenía sólo ocho semanas de edad y lo utiliza para controlar las ratas en su granja, de ahí su nombre.

Kay cree que la primera visita de Ratty al pub fue probablemente un accidente: «La parada de autobús está al lado de la carretera y solo tuvo que cruzarlo», dijo. «Se subió y luego se bajó cuando todos los demás lo hicieron- que era cuando llegó York- y entró directamente en un pub”.

Al parecer, todo el mundo lo mimó tanto que seguía yendo diariamente.

Los viajes en solitario del perro al pub eran cada vez más frecuentes, sin embargo, una de las camareras que vivía cerca se encargaría de traerlo de vuelta cuando terminaba su turno.

ratty-the-dog 2
Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Kay tuvo que recoger a su perro varias veces. «Recibía una llamada de vez en cuando para ir a buscarlo», dijo. «Supongo que debe haber sido cuando la camarera no estaba trabajando. Lo sacaba del pub y automáticamente volvía a entrar, lo hacía prácticamente 20 veces”.

Las aventuras de Ratty en el autobús número 10 y su amor por el pub local llamaron la atención de los medios de comunicación en el momento, con el perro que apareciendo en periódicos, revistas e incluso en un programa de televisión japonés.

Por desgracia, a medida que su fama aumentaba, un cambio por parte del propietario de The Black Bull, prohibió los animales en el pub.

Sin inmutarse, el astuto perro empezó a tomar el autobús hacia otro pub, Rose and Crown, donde fue recibido con regularidad por el propietario.

Ratty también fue visto en el autobús de la escuela de vez en cuando. Kay dijo: «He tenido llamadas de niños diciendo que Ratty estaba en el autobús con ellos. No tengo ni idea de cómo llegó a casa, me vuelve loco”.