Colaboración por Carmen Perea
Un día llamaron a esta mente caótica "pequeña de dudas infinitas", y creo que no existe mejor descripción... Blog

Todo el mundo se queda unido a ti, eres magnética. Pero no todos se quedan siempre pegados. Recuerda que los imanes no captan plástico.

No. Jamás lo has sido y nunca lo serás. Eres una persona que irradia magnetismo, enganchas a la gente como si de un imán captando hierro se tratase. Todo el mundo se queda unido a ti, eres magnética. Pero no todos se quedan siempre pegados. Eres selecta, no aceptas a cualquier intento de viruta de acero. Al igual que los que no son metales auténticos no lograrán ser atraídos por ti. Recuerda que los imanes no captan plástico.

Pues esa eres tú, un imán humano que va enganchando sólo a gente pura para que permanezca a tu lado, personas elegidas por ti como si estuvieses seleccionando un premio en una simple máquina de gancho de un feriante. Lo que nadie sabe es que el mejor premio, eres TÚ.