«Sentí que él quería vivir».

Lamentable y usualmente, vemos en nuestras redes sociales reportes de perritos abandonados o en situación de calle, que buscan hogares para no seguir viviendo en la miseria. La mayoría de estos perros suelen no poseer un techo, pero sí poseer una salud -en algunos casos- digna, gracias a personas que los cuidan o alimentan hasta conseguirles una casa definitiva.

Sin embargo, la historia de Bobby no es como la de cualquier perro callejero, sino que es aún más dura y difícil. Él no sólo no tenía hogar, sino que la mayor parte de su cuerpo estaba invadida de tumores cancerígenos y se encontraba con desnutrición severa; el panorama se veía muy feo. 

Su situación era tan extrema, que la mayoría de las personas creían que la mejor opción era sacrificarlo. Sin embargo, Dalia Gámez, una rescatista independiente, vio en sus ojos su sufrimiento y decidió adoptarlo, a pesar de su condición. «Sentí que él quería vivir», dice. 

Dalia sabía que no sería una tarea fácil, pero estaba dispuesta a salvar la vida del perro que ella llamó Bobby. Ahí comenzó un largo proceso de tratamientos y quimioterapias, que hicieron que este tierno perrito sobreviviera.

Mira su conmovedora historia:

Comparte la historia! Hoy estrenamos sección en Noticias Telemax Sonora y presentamos la vida de Bobby, el perro que tenía tumores en todo el cuerpo. Una historia con un bellísimo final feliz que es digno de promover. Aquí el héroe se llama Dalia Gámez conoces a otro héroe?

Posted by Sharons Dennis on Friday, March 27, 2015

¿Conoces a otro héroe como Dalia Gámez?